Actualidad gastronómica

Trucos para elegir las mejores verduras de la huerta Navarra

Algo tan sencillo como observar detalles concretos de la lata o tarro que pensamos comprar nos dirá si tenemos entre manos son auténticas verduras de Navarra.

Célebres por su tamaño, sabor y la zona donde se cultivan, las verduras de Navarra son alimentos que nos encanta tener en nuestras mesas, directamente de la huerta al plato o en cualquiera de las deliciosas conservas que en esa comunidad se preparan. El problema es que muchas veces no lo sabemos, pero estas verduras poco tienen que ver con las tierras navarras y han recorrido miles de kilómetros. 

No se trata de un fraude porque estas verduras se pueden vender en España sin que eso suponga la comisión de un delito. El problema viene cuando esas marcas hacen referencias en su nombre a una zona geográfica como es Navarra sin tener nada que ver con el origen real del producto. Eso es lo que lleva a los consumidores a pensar que están comprando algo que no es. 

La alcachofa de Tudela

Este año hemos tenido ocasión de visitar  el municipio navarro de Tudela, una de las grandes cunas de la alcachofa en plena temporada de este producto. Un pueblo en el que la alcachofa es todo un culto.

La alcachofa de esta zona está enmarcada en la Indicación Geográfica Protegida de Tudela, y debe cumplir ciertos requisitos para poder venderse como tal llevando el sello que indica la calidad de este producto.

Para que una alcachofa pueda llevar el sello de la IGP ha de ser de una variedad de alcachofa llamada "blanca de Tudela", que es la más extendida en España, y tener una longitud de entre 60 y 90 mm (categoría Extra) o de más de 90 mm (categoría Primera).

Pueden venderse con o sin tallo. En el primer caso, este no debe exceder los 19 cm y en el segundo, la longitud del mismo no debe exceder los 10 cm. Las alcachofas con tallo se venden por docenas y las alcachofas sin tallo se venden por peso

Siempre que compremos alcachofas frescas debemos comprobar que lleven el sello de la IGP Alcachofa de Tudela, ya que en muchas ocasiones encontramos comercios que venden como alcachofa de Tudela sin serlo.

Los pimientos del piquillo de Lodosa

Lodosa es otro de los grandes puntos de producción de hortalizas en Navarra, conocido especialmente por los pimientos del piquillo, cuya calidad, regulada por la correspondiente IGP, es excepcional. Se trata de un producto que en la mayoría de los casos llega a nuestra mesa asado y en conserva, ya sea en lata o en bote de cristal.

Un bote de unos 300 g de pimientos del piquillo procedentes de Lodosa y con sello de la IGP tendrá un precio del orden de los ocho euros. Aún así, en el mercado encontrarás envases de capacidad similar de marcas cuyo nombre hace referencia a Lodosa o a Navarra, por un precio de poco más de un euro, pero si buscas por la letra pequeña de la etiqueta descubrirás la procedencia real de esos pimientos.

La confusión con los espárragos de "Navarra"

Estás frente al lineal de productos en conserva de tu supermercado de confianza. Te apetece comprar una lata o un tarro de espárragos blancos y como sabes que la huerta navarra los produce exquisitos, te animas con una marca en cuyo nombre ves la palabra "Navarra", o la bandera de esta zona, por ejemplo. Alargas la mano y a la cesta de la compra. Y así es como unos espárragos chinos o peruanos acaban en tu despensa

¿Fraude o manipulación?

¿Por qué sucede esto? Porque no leemos lo suficiente. "Al ver la marca, la gente se confunde. Asocian que viene de Navarra con un simple golpe de vista pero no es así", como indica Ana Juanena, Secretaria del Consejo Regulador del Espárrago de Navarra. Son esos elementos visuales o sencillamente esas palabras que nos indican una zona de nuestra geografía las que nos llevan a cometer el error porque la palabra "Navarra", o términos como "navarro", haciendo referencia a la zona, son continuamente empleados incorrectamente.

"El consumidor está desprotegido. Se lo ponen difícil" continúa Juanena, porque no solo sucede con los espárragos blancos navarros, sino que "pasa con más verduras y conservas vegetales", añade, como la alcachofa de Tudela y al piquillo de Lodosa, dos marcas protegidas pero que si alguien usa como "alcachofa de Navarra" no hay problema.

En el caso de muchas marcas, "la gente sabe que esa verdura viene de otros países pero piensa que se envasa aquí, en España. Y ni siquiera es así. Todo viene directamente envasado desde China, Perú u Holanda, generalmente" explica Ana Juanena. 

Cómo saber si las verduras de Navarra son auténticos

Ana Juanena nos indica las claves que debemos tener en cuenta cuando vayamos a comprar este tipo de productos en conserva: 

1. Desconfía del nombre de la marca

Aunque veas la palabra "Navarra", "Tudela" o cualquier símbolo o imagen que recuerde a esa zona geográfica, desconfía. Muchas de las marcas que comercializan espárragos extranjeros y otras verduras extranjeras no se cortan en abusar de este tipo de palabras en sus nombres aunque poco o nada tenga que ver con ellos. 

Como nos explica Ana, "alguien debería velar para que no se usen términos  geográficos incorrectos en estas marcas porque confunden a los consumidores. Es más fácil fijarte en la marca que pararte a leer la etiqueta completa". 

2. Buscar el sello del consejo regulador

Los distintos Consejos Reguladores de Navarra protegen la autenticidad del producto que regulan otorgando un sello a esta verdura cuando se cultiva y envasa en nuestro país. "Esta es la forma más rápida y sencilla de reconocer visualmente un producto auténtico. Si este sello no está, hay que desconfiar" como comenta Ana Juanena. 

Por ejemplo, el sello de la Indicación Geográfica Protegida Espárrago de Navarra: 

3. Lee la letra pequeña

Si quieres asegurarte aún más de la procedencia del producto que tienes entre manos, "hay que buscar en la letra pequeña del etiquetado". Si la  hortaliza es española, leerás "Cultivado en" y la comunidad pero si es extranjero verás "Origen" y el país de procedencia", tal y como nos explica Ana. 

A nivel visual, comparando el producto, puede ser complicado captar las diferencias, aunque sí se nota en su sabor. "El espárrago blanco de Navarra sufre los contrastes del clima de la zona, lo que hace que su sabor sea mucho mayor" apunta la Secretaria del Consejo Regulador del Espárrago de Navarra.

¿Qué hago si detecto un producto que provoca esta confusión?

La ayuda que nosotros podemos prestar es mucha, aunque no lo creamos. Si detectamos un producto cuya marca nos induce a pensar que se trata de un producto navarro pero descubrimos en el etiquetado que el origen está en otro país, deberíamos acudir al Portal del Consumidor de nuestra comunidad y denunciarlo. En el caso de Madrid, se trata de ConsuMadrid.

En su Oficina de Atención al Consumidor es posible formular una reclamación, pedir un arbitraje de consumo o incluso denunciar una infracción de consumo. Si conservas el ticket de compra del producto en cuestión, será mucho mejor ya que pueden pedírtelo en el trámite. 

Denuncias y sentencias anteriores

"Con el espárrago las multas van de 30.000 € a 50.000 €, pero pueden llegar a los 200.000 € por lucro cesante, es decir, por la cantidad que el productor navarro haya dejado de ingresar por culpa de esas marcas" como explica Ana Juanena. 

Lata de Alta Cocina Navarra, marca sentenciada. Foto: Reyno Gourmet

Lata de Alta Cocina Navarra, marca sentenciada. Foto: Reyno Gourmet

En 2012 comenzaron a darse las primeras sentencias contra marcas que realizaban estas prácticas confusas para los compradores.  Alta Cocina Navarra S.L., MCA Spain, S.L., Con. Tradicionales de Navarra, S.L. (Cons. Bujanda) y Coronas de Navarra, S.L., como explica Reyno Gourmet en su web, son algunas de las que invitaban a ser consumidas por la proximidad del producto que, en realidad, venía de otros lugares.