Actualidad gastronómica

Patatas fritas, jamón o snacks saludables, ¿cuál engorda más?

Cuando quieres un aperitivo rápido y "healthy", ¿prefieres optar por aquellos que se venden como "snacks saludables"? Comparamos varias opciones para saber cuál engorda más. 

Los llamados snacks saludables, bajos en calorías, carbohidratos, etc. ¿lo son realmente? ¿Engordan más o menos que una bolsa de patatas fritas? ¿Y si sumamos patatas y una tapa de jamón? Lo comprobamos de forma sencilla: mirando las tablas nutricionales y poniendo mucha atención en el peso de las raciones. 

¿Snacks saludables o timo?

Cada vez son más los aperitivos que se ponen la etiqueta de "sano", argumentando que contienen menos grasas, que son bajos en carbohidratos o que se elaboran con menos sal o azúcar. Pero esto puede que apenas se note en el análisis nutricional completo del producto. 

Estudiando el lanzamiento de Quevos, un snack que llega de Estados Unidos cuyo proyecto de lanzamiento ha arrasado en Kickstarter, ha resultado ser el ejemplo perfecto para lo que queremos contarte. Estos "snacks saludables", que se distribuirán en bolsas de 30 g,  se elaboran con clara de huevo y dicen ser una alternativa saludable a las patatas fritas o aperitivos de este estilo. Bajos en carbohidratos, grasas, sal y con alto contenido en proteínas. 

Snack con clara de huevo. Foto: Quevos.

Snack con clara de huevo. Foto: Quevos.

Pero entonces vamos a la tabla nutricional de estas bolsas de aperitivos y nos encontramos que, por 30 g son 130 kcal. No parece mucho, desde luego, pero ¿de verdad engordan menos que una bolsa de patatas fritas del mismo tamaño? 

Para comprobarlo, hemos comparado la tabla nutricional de este nuevo tentempié con dos gamas de patatas fritas de la marca Lays, las clásicas Lays al punto de sal y Lays Horno, para cuya elaboración se prescinde de frituras y se hornean las patatas. También añadimos a la tabla lo que nos aporta nutricionalmente una tapa de jamón serrano, y para rizar el rizo, lo juntamos (sin pasarnos de la ración de 30 g). Aquí están los resultados:

Quevos Lays Punto de Sal Lays Horno Jamón serrano Jamón serrano (15 g) + Lays Sal (15 g) Jamón serrano (15 g) + Lays horno (15 g)
Ración 30 g 30 g 30 g 30 g 30 g 30 g
Proteínas 5 g 2.1 g 1.7 g 9.3 g 5.7 g 5.5 g
Grasas 6 g 9.2 g 3.9 g 3.9 g 6.6 g 3.9 g
Hidratos de carbono 15 g 15.2 g 21.6 g 0 g 7.6 g 10.8 g
Sal 0.28 g  0.4 g 0.3 g 0.3 g 0.35 g 0.3 g
Kcal 130 155  132  72.3  113.6  102.15 

Las comparaciones son odiosas, pero útiles

La sorpresa llega cuando nos fijamos en que uno de los productos más consumidos de Lays, las patatas al punto de sal, cuentan con 155 kcal cuando hablamos de raciones de 30 g. Hay 25 kcal de diferencia respecto a una bolsa de Quevos. 

Si ponemos la vista sobre el producto horneado de Lays, según dicen "con un 50% menos de grasa", nos aportan 132 kcal. ¡Solo hay 2 calorías de diferencia! 

Bolsa de patatas fritas

Bolsa de patatas fritas

Recordemos que Quevos se vende como "So healthy, it's hard to believe" ("tan sano, que es difícil creerlo", dicen en su web). A nivel calórico parece que es fácil encontrar aperitivos similares, pero es que si nos quedamos en exclusiva con el jamón serrano, tenemos 72.3 kcal, es decir, reducimos casi a la mitad la ingesta de calorías. 

Aunque destaca también que las patatas de Lays al horno, que se comercializan como alternativa con menos grasas y más saludable que las patatas fritas normales, efectivamente tienen menos grasas pero, a cambio, son las que cuentan con más hidratos de carbono, en concreto, 21.6 g.

Si preparamos un estupendo tentempié con patatas fritas y jamón serrano, sin pasarnos de los 30 g, por supuesto, ¡sorpresa! Seguimos por debajo de las 130 kcal. Esto está pidiendo que alguien lo empaquete y nos lo venda. 

Más allá de las calorías

Obviamente, la comparación solo a nivel de aporte energético se queda muy corta a la hora de dictaminar si un alimento es más sano que otro. Otra de las cualidades que vende este "snack saludable" hecho con clara de huevo es que aporta fibras, proteínas y muy pocos carbohidratos. Volviendo a la tabla es posible ver como el jamón por sí solo casi dobla el aporte de proteínas de Quevos (5 g vs. 9.3 g) y que optamos por esa conjugación de patatas y jamón, obtenemos también más ingesta de proteínas. 

En cuanto a sal, todas las posibilidades están en línea, siendo las Lays al punto de sal las que más sodio contienen, aunque es lo que prometen en su nombre, en realidad. 

Las grasas también llaman la atención. Aunque las patatas al punto de sal están por encima de las demás, Lays Horno contienen 3.9 g, por debajo de los 6 g de Quevos. 

Pero es al detenernos sobre los hidratos de carbono cuando descubrimos que el jamón serrano cuenta con 0 g. Por lo que si tomamos 15 g junto con otros 15 g de patatas, no superamos los 15 g que contiene una bolsa de los aperitivos elaborados con clara de huevo. 

Nuestra amiga la tabla nutricional

Saca un poco de jamón de la nevera, abre una bolsa de patatas y disfruta. A veces nos obsesionamos con consumir productos con la etiqueta de "sano" y en realidad nos aportan lo mismo que otro que prescinde de esas palabras. ¿Cómo saber cuándo nos están "vendiendo la moto"? Leyendo las tablas nutricionales y comparando productos. 

Están ahí, deseando aportarte toda la información que necesitas conocer. Son grandes aliadas cuando vamos a la compra y nos ayudan a huir de los productos que dicen tener menos grasas, azúcares, hidratos... La tabla nutricional te revelará la información que necesitas saber. 

¿Prefieres elaborar tú mismo un snack saludable al 100%? Nada como prepararlo en tu propia casa con esta receta de chips vegetales con sabor a cebolla y crema agria