MercadoCebada1

MercadoCebada1

Actualidad gastronómica

El Mercado de la Cebada vuelve a estar de moda

Los puestos callejeros del siglo XVI pueden considerarse el germen que dio lugar a la construcción deel Mercado de la Cebada.

Noticias relacionadas

El Mercado de la Cebada, ubicado en la plaza del mismo nombre en el Barrio de La Latina, ha organizado un evento que se celebrará mañana jueves 25 de octubre para presentar sus nuevas instalaciones y un cambio de rumbo en la gestión del mercado.

La reinauguración del Mercado de la Cebada

Con la presentación de estas nuevas instalaciones, el equipo directivo espera poder dar un impulso que consiga revitalizar un espacio comercial histórico en el barrio, pero que en los últimos años ha pasado por etapas de auténtico abandono que hicieron peligrar seriamente su futuro.

Invitacion

Invitacion

Afortunadamente, a día de hoy el mercado ha retomado una importante actividadd gracias al trabajo de la dirección que apuesta no solo por atraer al cliente al mercado, sino por sacar también el mercado a la calle y hacerlo más interactivo organizando actividades de ocio durante todo el año que están pensadas para todo tipo de públicos con diferentes edades y gustos.

Para llegar a este punto, en el Mercado de la Cebada se han llevado a cabo una serie de  obras de mejora de las instalaciones con as que se ha mejorado su aspecto y su funcionalidad: mejoras en el parking, en la climatización del mercado, mejoras en la fachada, la puesta en marcha de una eficaz prevención contra incendios o la construcción de una nueva oficina son las actuaciones más destacadas.

La historia del Mercado de la Cebada

MercadoCebadaInterior

MercadoCebadaInterior

Corría el siglo XVI cuando en la zona de la Plaza de la Cebada empezaron a establecerse los primeros puestos de venta al aire libre. Podría considerarse el germen que, con el paso de los siglos, dio lugar a la construcción de uno de los mercados más grandes de Madrid, el Mercado de la Cebada.

Su ubicación, próxima a la Puerta de Toledo, ha sido vital para su desarrollo y transformación. En el siglo XVI, la Puerta de Toledo era una de los principales accesos a la ciudad y por ahí entraban gran cantidad de mercancías procedentes de distintos puntos de la provincia. Durante siglos, los puestos que se distribuían por la plaza, cada vez eran más numerosos  y menos ambulantes, por lo que llegó un momento en el que la Plaza de la Cebada era todo un mercado a la intemperie. Por eso, en el siglo XVIII, se decidió proyectar un edificio para albergarlos.

No fue hasta 1868 cuando el arquitecto Mariano Calvo y Pereira proyectó y diseñó el primer edificio. En 1870 dieron comienzo las obras para su construcción y fue finalmente abierto al público el 11 de junio de 1875, inaugurado por el entonces rey, Alfonso XII. A principios del siglo XX, el mercado llegó a ser uno de los más importantes de Madrid.

Debido a problemas higiénicos, el edificio tuvo que ser demolido en el año 1956 y dos años después, se construyó un nuevo mercado de aspecto más funcional según los estándares de la época que lo convirtió en un “mercado de barrio”.

Hace casi 10 años, en 2009 el Mercado de la Cebada estrenó una nueva imagen más acorde a los tiempos en los que estamos. El colectivo Boamistura, grupo de artistas famosos por sus obras de arte urbano, aportó colorido al edificio, hasta el punto de que, hoy en día, sus bóvedas de colores se han convertido en un sello distintivo de la ciudad, así como el gran mural situado en el hall, realizado por el artista madrileño Carlos Rincón, en 1962.