Vais de visita a casa de unos amigos, con una estupenda botella de buen vino y… ¡sorpresa! No tienen sacacorchos. Pero que no cunda el pánico, os vamos a enseñar cómo abrirla sin necesidad de sacacorchos. Y no de una ni de dos formas, hasta de 4 formas distintas. ¡Atentos, que seguro que puede seros de utilidad!

Método 1: Con un zapato

Noticias relacionadas

Éste es quizá el más conocido y efectivo. Se trata de hacer uso de la suela del zapato para abrir la botella con unos cuantos golpes sobre una superficie dura. El interior del zapato protege la botella, y la suela compacta ayuda a transmitir el impacto de forma homogénea. La técnica es introducir la botella en el zapato, y con cuidado, golpear el zapato contra una pared, un árbol o una superficie vertical, no vale contra el suelo. Os dejo un vídeo de youtube (en francés) para que quede más claro:

Método 2: Con un tornillo

En este caso, clavamos y enroscamos un tornillo en el corcho, con cuidado de no meterlo para adentro. Cuando esté suficientemente metido y tengamos la certeza de que no se va a romper el corcho si tiramos de él, usando un martillo o unos alicates y agarramos la cabeza del tornillo. Acto seguido, ejercemos palanca para ir sacando poco a poco el corcho.

Es buena idea hacerlo sentados, con la botella entre las piernas e ir tirando poco a poco, en distintos ángulos. ¡Tened cuidado al sacar el corcho de no golpearos a vosotros mismos! (no os riais, que yo siempre la lío).

Método 3: Con una percha

Esta técnica es casi como pescar. A partir de una percha de alambre, creamos un “anzuelo” más pequeño usando unos alicates: primero estiramos el alambre y luego lo doblamos con cuidado para que tenga una forma de gancho más pequeño, que entre por el cuello de la botella. Acto seguido, intriducimos el anzuelo entre el corcho y el cristal hasta el final del corcho, giramos el anzuelo unos 90º y, una vez hayamos enganchado el corcho, tiramos firmemente (sin romper el corcho, se entiende :D). Más abajo os dejo una imagen resumen de cómo hacerlo.

Método 4: Con una bomba de aire de bicicleta

Con una bomba de inflar las ruedas de la bici también podemos abrir una botella. Clavamos la aguja en el corcho lo más profundamente posible, y utilizamos la bomba para introducir aire en la botella. De este modo, la presión en su interior aumenta y el corcho saldrá sin problemas. Os dejo otro vídeo ilustrativo por si no os lo creéis ;):

A continuación podéis ver de forma simplificada las técnicas que os he descrito más arriba (está en inglés, pero los dibujos son muy claros). Hay más maneras: con un cordón, con un cuchillo, con un alambre retorcido. etc. Si sabéis algún método del que no hayamos hablado, ¡contádnoslo!

abrir-botella-sin-sacacorchos

Via: http://drinkuproot.com/macgyver/