La semana pasada pudimos asistir a la inauguración del nuevo mercado Isabela en Madrid. Después de los mercados de San Miguel y San Antón, llega a Madrid el mercado Isabela, un espacio pensado para el gourmet donde podremos no sólo comprar productos y alimentos, sino disfrutar de una cocina selecta.

Noticias relacionadas

La localización en pleno centro financiero de la capital española ya nos dice mucho sobre lo que nos vamos a encontrar en Isabela. Ubicado en el Paseo de la Habana 3, nos encontramos a medio camino entre Nuevos Ministerios y Santiago Bernabeu. El precio por lo tanto va a ser correspondiente a la zona, así que no esperéis encontrar ninguna ganga, porque no sólo es un espacio dedicado al gourmet, sino localizado en una zona en la que encontrar comercios y locales baratos es complicado.

mercado-isabela-07

En la inauguración pudimos degustar los diferentes locales que componen este espacio de 3000 m² en el centro de Madrid. Hay de todo, desde pescados y carnes hasta perritos calientes pasando por vinos y cavas, así que busques lo que busques es muy posible que lo encuentres. Tengo que destacar Casa Santoña, situado uno de los primeros locales de la planta baja a la derecha, donde podréis probar unas de las mejores anchoas de España, una auténtica delicia. Un poco más adelante tenemos también un local bajo el cartel de “Ahumados“, donde podréis probar un atún con salsa de mostaza impresionante. Sin embargo también hay sitios que pecan de abusar de fama y dejan mucho que desear. En la planta superior nos encontramos con Croquetas y Olé, donde una amplia variedad de croquetas decoran su mostrador. Sin embargo no pudimos degustar nada tan apetitoso como la pinta que mostraba desde fuera, ya que no sólo nos las sirvieron frías por dentro y con sabor a harina (no se habían cocinado bien), sino que además nos trataron de una manera bastante desagradable. Pero lo bueno es ir a darse una vuelta y elegir lo que más nos apetezca de la amplia oferta de Isabela.

mercado-isabela-05

Volveremos a probar el mercado ahora que está abierto al público, sin tanto alboroto y con más tranquilidad, y así os podremos contar con más detalle lo que se vive en el mercado Isabela.