Actualidad gastronómica

Del lienzo al plato: obras de arte convertidas en deliciosas recetas

29 octubre, 2011 17:13

Cada día la cocina nos sorprende más por sus múltiples posibilidades, y durante los últimos años hemos vivido una revolución en nuestro país, bien por la apertura a nuevas culturas en cuanto a comida se refiere, o bien por todos los reconocimientos que ha adquirido la gastronomía española fuera de nuestras fronteras.

Y es que el mundo de los fogones, no sólo nos alimenta y conquista buenos estómagos y mejores paladares, sino que se ha convertido en una nueva expresión de arte. Un ejemplo de ello, es la iniciativa que ha puesto en marcha un restaurante malagueño, El Andén, mediante la cual han trasladado al ámbito gastronómico una selección de obras que se exponen en el museo Carmen Thyssen con el menú ‘Del lienzo al plato’.

Jornadas Gastronómicas “Del lienzo al plato”
Del 31 de octubre al 5 de noviembre
Restaurante El Andén, Barceló Málaga

Precio del menú: 35€ por persona (bebidas, vino y café incluidos)

El menú consiste en varios entrantes, platos principales y postre, que han sido desarrollados cuidadosamente por el chef David Sanmartín, y que a continuación os detallamos… ¡mirad qué buena pinta!

Las primeras pinceladas del menú vienen de la mano de los entrantes. En primer lugar, un ajoblanco de uvas, inspirado en “La fuente de Reding” (óleo pintado por el malagueño Guillermo Gómez Gil); seguido de un aperitivo de mini hamburguesa de rabo de toro, que hace alusión a “Picador herido”, obra de Marià Fortuny i Marsal.

El primer plato consiste en una original ensalada de patata morada, pétalos de bacalao, cebollino y flores de sauco, que imita la paleta de color de “Mujer sentada”, de Juan Gris, así como los cortes geométricos que el pincel ha dibujado en el lienzo.

El plato principal trae consigo los colores de la naturaleza de “La casa entre rosas”, de Claude Monet, con un solomillo de ciervo en el que la mostaza verde y los pétalos de rosa recrean el personal mundo del famosísimo pintor impresionista.

Por último y como postre, un dulce de arena de chocolate, pistacho y mousse de limón inspirado en la obra de Henri Matisse “Conversación bajo los olivos”.

Nos han gustado especialmente las declaraciones sobre la relación entre el arte y la gastronomía de David Sanmartín, responsable de esta original iniciativa; el cual afirma que contemplar un cuadro y degustar un plato guardan un exponente común: “ambas son experiencias sensoriales, en las que la sensibilidad personal de cada uno juega un papel fundamental”.

Os animamos a todos los que viváis en esta ciudad andaluza o a aquellos que estéis por allí este puente, a que os acerquéis a disfrutar de todas estas obras de arte culinarias y compartir vuestra opinión con todos nosotros. ¡Qué pena estar tan lejos de Málaga!