Musulmanes rezando en el primer día del Ramadán

Musulmanes rezando en el primer día del Ramadán GTRES

Salud Nutrición

Ésta es la razón por la que el ayuno intermitente alarga la vida

Esta estrategia de alimentación tan de moda favorece el equilibrio de la red mitocondrial, según un estudio con gusanos llevado a cabo por la Universidad de Harvard.

Noticias relacionadas

Actualmente, el ayuno intermitente y la dieta cetogénica, junto a las dietas altas en grasase han convertido en una moda cada vez mejor aceptada tanto por nutricionistas como por médicos. De hecho, existen varias evidencias sólidas a favor del primero, el ayuno intermitente, el cual ha demostrado mejorar la salud y alargar la vida, aunque la forma mediante la cual lograba estos efectos aún era desconocida.

Ahora, un nuevo estudio publicado en Cell Metabolism a cargo de investigadores de la Universidad de Harvard sugiere cuál es el mecanismo de acción del ayuno intermitente. En otras palabras, afirman haber descubierto cómo el ayuno alarga la vida.

Mitocondrias, la clave del ayuno intermitente

En el nuevo trabajo, a cargo de William Mair y sus colegas, confirma que el ayuno puede aumentar la esperanza de vida, retrasar el envejecimiento y mejorar la salud en general. Y todo ello se debería, esencialmente, a una alteración de la actividad de las mitocondrias, un tipo de orgánulos responsables de controlar el gasto energético a nivel celular.

De hecho, el pasado año 2016 un estudio a cargo de la Universidad de Newcastle ya demostró que estas pequeñas centrales de energía celular tienen un papel fundamental en el envejecimiento celular. En esta nueva investigación se ha logrado demostrar cómo la alteración de las redes mitocondriales puede afectar a la esperanza de vida y el envejecimiento, y sobre todo, cómo el ayuno es capaz de manipular dichas redes mitocondriales para mantener al organismo estado "más joven".

Redes mitocondriales, esenciales para alargar la vida

Normalmente las redes mitocondriales se encuentran entre dos estados: condensadas y fragmentadas. En el estudio, donde se usaron nemátodos (un tipo de gusano cuya esperanza de vida son dos semanas), las dietas restringidas lograron un equilibrio entre estos dos estados.

Según Mair, si las mitocondrias se bloquean en uno de estos dos estados, bloquean los efectos beneficiosos del ayuno intermitente o la restricción dietética. Por lo tanto, el equilibrio logrado entre ambos estados es la clave de todo.

Por otro lado, este trabajo también ha demostrado que el ayuno mejora la coordinación entre las mitocondrias y los peroxisomas, otro orgánulo celular cuya misión es oxidar los ácidos grasos, un proceso fundamental en el metabolismo de las grasas.

En este caso, los experimentos del estudio lograron incrementar significativamente la vida de los nemátodos simplemente preservando el equilibrio de la red mitocondrial mediante la dieta.

Los investigadores responsables del estudio afirman que estos resultados abrirán la puerta a nuevas estrategias de tratamiento que disminuyan el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con la edad o el envejecimiento, simplemente modificando la dieta, sin necesidad de tratamientos médicos farmacológicos.