Cáritas

En tu casta o en la mía

Si exceptuamos a los cuatro o cinco de siempre -aquellos que nunca reparan en gastos, porque piensan que todavía queda mucho por evadir-, no hay...