La Guardia Civil aconseja no contactar con nuestro vecino de número.

La Guardia Civil aconseja no contactar con nuestro "vecino de número".

La Jungla

Este es el peligro desconocido de contactar con tu vecino de número: habla la Guardia Civil

En La Jungla. La Benemérita advierte sobre la última moda viral, asegurando que entraña muchos más riesgos de los que pensamos.

Noticias relacionadas

Esta misma semana nos hacíamos eco de la nueva moda viral que está conectando WhatsApp y Twitter, el experimento del "vecino de número". La dinámica es tan simple como absurda. Agregamos a nuestra agenda del móvil a las personas que tengan un número que coincida con el nuestro en los ocho primeros dígitos. Si su último número es el anterior al nuestro será nuestro vecino de abajo y, si es el superior, el de arriba. Una genialidad, vaya.

Pero, además, no solo los incluiremos entre nuestros contactos porque el reto continúa. También tendremos que escribirles para presentarnos y colgar después los pantallazos con sus reacciones en nuestra cuenta de Twitter para compartirlos con el resto de la humanidad. El ideólogo de este delirio estival es JAMS (@jamsito), un cómico español que no calibró muy bien la que se le iba a venir encima después de abrir el melón del primer "¡Hola, soy tu vecino de número!":

En apariencia, esta nueva moda viral que no para de ganar adeptos y a la que incluso se han sumado al otro lado del charco, puede que parezca inofensiva; pero basta con profundizar un poco para darse cuenta de los peligros que entraña que alguien desconocido se ponga en contacto con nosotros a través de WhatsApp.

Servimos nuestra privacidad en bandeja

El Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) de la Guardia Civil ha tenido que advertir sobre esta práctica en sus redes sociales recordándonos lo valiosa que es nuestra privacidad. Al otro lado del teléfono, el teniente Daniel Jiménez, perteneciente a esta unidad, explica a EL ESPAÑOL los riesgos que supone entrar en el juego viral.

"Muchísima gente no tiene habilitadas unas opciones mínimas de privacidad en WhatsApp, cualquiera puede ver sus fotos de perfil, sus estados y las frases que acompañan a la cuenta", analiza, subrayando que en el caso del "vecino de número", al ser relativamente reciente, "todavía no hemos tenido constancia de ninguna actividad ilícita", pero no lo descartan y por eso nos advierten.

El experto apunta que lo peor que nos podría pasar es que fuésemos víctimas del phising o, lo que es lo mismo, la suplantación online de nuestra identidad. "Al agregar o ser agregados como contactos por alguien que no tenemos certeza de quién es, este puede obtener datos de nuestro perfil, de una conversación informal o, lo más importante, a través de nuestras redes sociales", avisa.

Llegar a nuestros perfiles más personales

Y es que no todo el mundo sabe o, por lo menos, es consciente de que nuestro número de móvil está vinculado a nuestros perfiles en las redes, donde la mayoría tenemos buena parte de nuestras vidas. "Pueden averiguar de todo. Primero, tu nombre y apellidos, pero también dónde vives, dónde trabajas, tus gustos, tus aficiones...", recuerda el guardia civil.

"Si además tienen unos mínimos conocimientos de informática, puede que no les sea muy complicado dar con nuestras contraseñas y entrar en nuestros perfiles y nuestro correo electrónico". De ahí, obviamente, podrían sacar incluso más información y mucho más sensible: nuestras cuentas, número de tarjetas de crédito o el documento nacional de identidad.

¿Cómo prevenirlo?

El teniente Jiménez nos ha facilitado algunos consejos, aparentemente simples, pero que quizás obviamos cuando nos dejamos llevar por las modas virales. "Lo primero, no contactar a tu vecino de número. Segundo, si te contactan, no contestes y, si insiste, bloquea ese número", aconseja. Además, insiste en que tenemos que revisar las opciones de privacidad y seguridad que ofrecen las redes y tener la información capada para los que no son nuestros contactos.

"La opción de verificación en dos pasos es muy útil y limita mucho el acceso a nuestras cuentas porque siempre que iniciemos sesión tendremos que confirmarlo por dos canales separados", indica. Este sistema, por ejemplo, hace que cuando abramos sesión en nuestro correo a través de un ordenador nos avisen en nuestro móvil y seamos nosotros quienes autoricemos el acceso. "Lo más sensato que podemos hacer es restringir al máximo el acceso a nuestros perfiles para que solo los conocidos puedan verlos", reitera el experto.

[Más información: "¡Hola, vecino de número!": así nació la moda viral que está cabreando a medio país]