Gtres

La Jungla

Todas las veces que el pelo de Donald Trump ha intentado huir de esa loca cabeza

En la Jungla. El presidente de los Estados Unidos es una persona polémica y con un pelazo que tiene vida propia. Y no es un eufemismo, es tal que así: recopilamos las veces en las que el pelo de Trump ha querido huir de su dueño.

El panorama de los líderes mundiales está lleno de grandes personajes y también de algunos que se han amoldado a su propia caricatura. De este último tipo tendríamos grandes ejemplos, pero hay uno que sobresale entre la mayoría: el presidente de los Estados Unidos. Millonario, prepotente y xenófobo, Donald Trump es una de esas personas que debería estar lo más lejos posible del botón rojo. Pero no, salió elegido para presidir una de las grandes potencias mundiales. Y no solo salió elegido Trump, también su pelo.

No sabría distinguir a Donald Trump sin su mata de pelo rubio. No tiene una cabellera demasiado tupida, de ahí que el peinado busque cubrir todos los huecos a fuerza de mantener largas las zonas deforestadas. Esto hace que con la menor brizna de aire la mata de cabello se menee sobre la cabeza igual que los bailarines de una compañía de danza. No descarto que Donald Trump lleve un bisoñé anclado con Loctite. O que su pelo sea producto de un experimento y haya adquirido vida propia. Me inclino por lo segundo.

Jimmy Fallon puso a prueba la mata de pelo de Donald Trump como quien sacude la cabeza de un perro. En aquella ocasión mostró bastante entereza, pero no han sido pocas las ocasiones en las que el cabello adquiría vida propia. Hemos recopilado algunas de las más llamativas.

Trump y el viento

El presidente de los Estados Unidos tomaba un avión hacia West Virginia este 5 de abril para participar en una mesa redonda. En las pistas de aterrizaje y de despegue suele circular el viento a sus anchas, de ahí que el pelo de Trump se viniese arriba. Literal.

El pelo de Trump danza al ritmo del viento como los hipopótamos de Fantasía bailan la Danza de las Horas. Aunque hubo quien le sacó otros parecidos al vello rubio erizado. Este fue de David Mack, director de Buzzfeed News.

Trump viendo el fútbol

Nos remontamos a diciembre de 2010 durante una noche de fútbol americano. Juegan los New England Patriots y Donald Trump se encuentra viendo el partido con sus colegas. Como si el pelo fuese la tapa de una cacerola donde está hirviendo el agua, la mata al completo se eleva de una manera fantasmagórica. Queda claro que el pelo tiene vida propia.

¿Qué le pasa a Trump en la nuca?

El 7 de febrero de 2018 Donald Trump se subió a un avión mientras su pelo se peleaba con el viento. Al darse la espalda el presidente nos dejó una imagen tan extraña como espeluznante: la mata rubia adquirió vida de nuevo separándose de la nuca como el Mar Rojo tras la orden de Moisés. Dale a la pausa del siguiente vídeo en el segundo 12.

El flequillo que se quiere independizar

Hay ocasiones en las que todo el pelo de Trump desea abandonar la cabeza para irse a vivir su vida y luego existen otras donde solo una parte reclama la independencia. Una de las más famosas es la que captaron las cámaras en octubre de 2012. Donald hablaba con el dueño de los Patriots, Robert Kraft, antes de comenzar un partido. El flequillo no estaba muy por la labor de seguir escuchando.

Splash News

Los locos años 2000

Esta foto fue tomada en 2008 mientras Donald Trump visitaba la casa de su madre en Tong, en la Isla de Lewis (Escocia). Ya entonces el pelo no se llevaba demasiado bien con la cabeza del millonario, la imagen ilustra la mala relación perfectamente. Una parte de la mata permanece anclada de manera firme mientras la otra vuela libre en pos de nuevas aventuras. 

Andrew Milligan Associated Press

Pruébate la cabellera de Donald Trump

¿Sientes curiosidad por ver cómo te quedaría el pelo del presidente de los Estados Unidos? Como suele ocurrir, hay una web para ello. Se llama "trumpshair.com". Y te permite subir tu foto para probarte algunas de las poses más conocidas del cabello de Trump. 

¿Cuál es el secreto del pelo de Donald Trump?

Pese a que la teoría de que tiene vida propia queda probada con las anteriores fotos y vídeos, la versión oficial es que Trump toma varios medicamentos para fomentar la fuerza y crecimiento del cabello, incluido uno para el tratamiento de la próstata. Así lo confirmó el médico que lleva tratando a Trump durante años, el doctor Harold N. Bornstein.

Según confirmó el doctor Harold, Trump toma Finasterida, un fármaco antiandrogénico que previene de las enfermedades de la próstata, también del cáncer. Además, y siempre en dosis bajas (tal y como lo ingeriría Donald Trump), el medicamento también previene la caída del cabello.