Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Mundo

Así es la ley que coloca a Cuba en mitad de la guerra entre EEUU y la UE

La medida de Trump pondría en jaque a las empresas españolas que tengan propiedades en Cuba, así como a sus empresarios a la hora de entrar en EEUU.

Donald Trump ha anunciado este miércoles la entrada en vigor del Título III de la ley Helms-Burton, que pretende endurecer el embargo a Cuba y que permitirá reclamar propiedades expropiadas por la Revolución cubana. Esta medida, que entraría en vigor el 2 de mayo, ha creado una fuerte oposición desde España y la UE.

Durante la Revolución cubana, el ejército castrista expropió propiedades que estadounidenses y compañías americanas tenían en la isla. Como respuesta a esta medida, EEUU estableció un embargo comercial, económico y financiero a la isla.

Esta medida fue un duro varapalo para Cuba, ya que en 1959 el 73% de las exportaciones y el 70% de las importaciones se hacían con EEUU. Ahora, Trump pretende reclamar dichas propiedades.

¿Qué es el Título III de la ley Helms-Burton?

El Título tercero de esta ley se creó con el objetivo de que los estadounidenses pudiesen demandar ante tribunales de EEUU a las empresas que supuestamente beneficiaban propiedades en Cuba que les expropiaron tras la revolución de Fidel Castro en 1959.

Además, Trump ha insinuado la implementación del Título IV, que restringe la entrada a EEUU de quienes hayan confiscado propiedades de ciudadanos americanos en Cuba, o hayan traficado con las mismas.

Esta ley se creó en 1996, con Bill Clinton en el poder, pero suspendiendo los titulos III y IV, los que ahora Trump quiere activar. Desde Clinton en 1998 -tras un acuerdo con la UE-, todos los presidentes han impedido la entrada en vigor de estos dos títulos.

¿Cómo afecta a las empresas españolas?

La activación de los títulos afectará a las empresas españolas que tengan propiedades en Cuba, como cadenas hoteleras. Esto hará que sus directivos tengan problemas a la hora de entrar en EEUU, según informa a EFE Robert Muse, abogado experto en la legislación estadounidense sobre la isla.

La Asociación de Empresarios de España en Cuba (AEEC) -única asociación de empresarios extranjeros en Cuba- ha dicho a EFE, sin embargo, que los empresarios españoles en Cuba "están preparados para resistir un endurecimiento del embargo de EEUU".

A principios de abril, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, tuvo una reunión en Washington con Pompeo y parlamentarios demócratas y republicanos para expresar su rechazo del Título III ante las autoridades del gobierno de Trump.

España tiene en Cuba un stock de inversión de unos 300 millones de euros, y además realiza exportaciones de un valor estimado de unos 900 millones de euros anuales a la isla.

La UE pide un "contraataque" de las empresas

Autoridades de la UE han dicho que protegerán los intereses de sus empresarios en Cuba, por lo que les han instado a "contraatacar" si son denunciados por compañías estadounidenses.

"Tenemos una reglamentación que permite a las empresas europeas contraatacar a iniciativas eventuales de las empresas estadounidenses", declaró el director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi, en una rueda de prensa en La Habana, según recoge EFE.

El embajador de la UE en La Habana, Alberto Navarro, se ha comprometido a "proteger a nuestros empresarios que han invertido o querido invertir aquí". "Los ciudadanos europeos tienen la obligación de no colaborar y la posibilidad de solicitar reclamaciones contra empresas pidan indemnizaciones por supuestas utilizaciones de propiedades confiscadas en Cuba", explica Navarro.