Josep Lluis Trapero, exmayor de los Mossos d'Esquadra

Josep Lluis Trapero, exmayor de los Mossos d'Esquadra EFE

Tribunales

Trapero, a un paso del banquillo

La jueza Lamela concluye la investigación por sedición y organización criminal contra el exmayor de los Mossos d'Esquadra y la cúpula política de la Policía catalana

La jueza que instruye el caso de presunta sedición y organización criminal contra el exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, la intendente Teresa Laplana y los jefes políticos del Cuerpo catalán, Pere Soler y César Puig, ha declarado concluso el sumario del caso. En éste se investiga su responsabilidad en el asedio a la comitiva que registró la consejería de Economía catalana los días 20 y 21 de septiembre, así como la actuación de la Policía catalana durante la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre.

En un plazo máximo de diez días, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional recibirá toda la información sobre la investigación, las cantidades consignadas, y las piezas separadas, si las hubiera. Se trata del penúltimo paso antes de que arranque el juicio. La Sala debe dictar ahora la apertura de juicio oral.

El pasado abril, la titular del juzgado central de instrucción número 3 procesó a los cuatro exresponsables de la Policía catalana, decisión que fue recurrida en apelación ante la Sala de lo Penal y sobre la que ésta todavía debe pronunciarse.

Trapero está procesado por organización criminal y dos delitos de sedición por los hechos ocurridos el 20 y 21 de septiembre frente a la Consejería de Economía en Barcelona y por la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre. La magistrada también procesó por organización criminal y un único delito de sedición, por el 1 de octubre, a Pere Soler, exdirector de los Mossos d'Esquadra y a César Puig, exsecretario general de la consejería de Interior catalana. La instructora procesó, además, a Teresa Laplana por un delito de sedición, en su caso por los hechos del 20 y 21 de septiembre.