La secretaria generala adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta

La secretaria generala adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta

Política INVESTIDURA DE PEDRO SÁNCHEZ

ERC no se mueve del no a Sánchez: exige ahora un calendario y garantías para la mesa de diálogo

"Queremos hablar entre iguales y de todo. Un diálogo entre iguales, que se pueda hablar de todo", afirma la portavoz de ERC, Marta Vilalta.

Noticias relacionadas

"Estamos esperando al PSOE. La pelota está en su tejado". ERC no se mueve de su 'no' en la investidura de Pedro Sánchez e insta a los socialistas a comenzar una negociación que aún no ha avanzado después de la reunión entre Gabriel Rufián y Adriana Lastra el pasado jueves. 

En rueda de prensa, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha dejado claro que si el PSOE quiere contar con el apoyo de los 13 diputados deben de seer ellos quienes "deben moverse". "Nuestro objetivo no es facilitar la investidura, es encontrar una solución al conflicto político en Cataluña. Si no quieren encontrarla, que no cuenten con nosotros", ha dicho.

Tras el 10-N, ERC ha puesto como condición una mesa de negociación pero este lunes han puestos las primeras condiciones de cómo debe ser. Vilalta cree necesaria la existencia de un calendario y que existan garantías de que se cumplirán los acuerdos que se tomen. Además, exigen que no temas vetados. "Queremos hablar entre iguales y de todo. Un diálogo entre iguales, que se pueda hablar de todo", apunta.

Fue el pasado jueves cuando a través de un comunicado ERC dejó claro su posición en contra de la investidura de Sánchez. Entre las condiciones que ponían al PSOE destacaba "abandonar la vía represiva" para afrontar el conflicto político existente entre Cataluña y el Estado. "Sin estas garantías, no podrá haber en ningún caso un replanteamiento del Grupo Republicano en el Congreso", decían sin exigir en ningún momento un referéndum de autodeterminación ni el indulto a los políticos secesionistas encarcelados. 

También hablaban de avanzar en "materias sociales urgentes" y deuna mesa de negociación y de partidos fuera del Parlament, pero sin referirse a una calendario como ya han hecho este lunes. 

Que el referéndum no sea un delito

Esta nueva condición de ERC se suma a las ya anunciadas en los últimos días. A la mesa de diálogo y volver a la declaración de Pedralbes del 20 de diciembre de 2019, hay que añadir una más: no recuperar el delito de referéndum ilegal que prometió Pedro Sánchez en campaña. "Todo lo que conduzca a soluciones penales nos aleja de todo acuerdo", dijo el pasado jueves el vicepresident Pere Aragonès en Onda Cero, donde ha lanzando una advertencia a Sánchez: "No vamos a aceptar imposiciones del Estado".

El vicepresident dejó claro que si "el programa de Sánchez es calcado al de Ciudadanos, no podrá tener nuestro apoyo", ya que el PSOE estaría asumiendo "las tesis del nacionalismo español", algo por lo que la izquierda soberanista no pasaría. "Todo lo que lleve tratar de manera penal lo que es algo político tendrá nuestro rechazo", insistió para pedir una "solución acordada, política y democrática". 

Sin ellos, no dan los números

La posición de los 13 diputados de ERC es clave para que pueda prosperar la investidura del candidato socialista, pues su voto en contra haría casi imposible superar la votación.

PSOE y Unidas Podemos suman 155 escaños, y con Más País, Compromís, el PNV, Nueva Canarias, Teruel Existe, el Partido Regionalista de Cantabria y el BNG podrían llegar a 168 'síes', por lo que necesitarían la abstención de ERC y Bildu para superar los votos en contra anunciados del PP, Ciudadanos, Vox, UPN, la CUPy JxCAT.