Rueda de prensa de la Plataforma per la Llengua.

Rueda de prensa de la Plataforma per la Llengua.

Política CATALUÑA

Promueven una "campaña de país" en Cataluña para perseguir el castellano en el recreo

"Los patios de los colegios son uno de los puntos principales de interacción y ocio entre niños y adolescentes", según la Plataforma per la Llengua.

Noticias relacionadas

La independentista Plataforma per la Llengua "invita a la comunidad educativa a poner en marcha una campaña de país". El motivo, "alertan", que "sólo un 14,6% de las conversaciones en los patios de las escuelas e institutos de las zonas urbanas de Cataluña son en catalán".

"Lo que está en juego no es sólo la lengua: es, sobre todo, la cohesión social", según el presidente de la plataforma, Òscar Escuder, alarmado por que "un alto porcentaje de adolescentes no ven el catalán como un instrumento atractivo, útil y propio".

Escudier ha presentado este jueves el estudio que concluye los citados datos. A su juicio, los patios de los colegios "son uno de los puntos principales de interacción y ocio entre niños y adolescentes".

El informe, que se apoya en datos recabados en 50 centros educativos de los 35 municipios más poblados de Cataluña -que suponen el 61% de la población total de la autonomía- contiene que el catalán pierde peso incluso en zonas tradicional y mayoritariamente catalanohablantes.

"Cierto relajamiento"

Según el documento, el 24,3% de las conversaciones en el territorio son en catalán de forma general pero mientras que en primaria alcanza el 35%, el uso de la lengua en la ESO cae hasta el 14,6%

Pese a esto, la plataforma se muestra optimista: "Seguro que muchos jóvenes que hoy optan por el castellano volverán al catalán pasada la adolescencia, de hecho, así se podría extraer de la Encuesta de Usos Lingüísticos de la Población elaborada por la Generalitat. Pero queda claro que la fotografía que nos deja el estudio es anómala y grave, y hay que analizar y corregir las carencias de la política lingüística del país".

Sobre las causas, la organización, entre otras, apunta a la inmigración: "No es así porque la población recién llegada no quiera incorporarse al catalán, sino por los prejuicios lingüísticos de la mayoría de catalanohablantes, que cambiamos automáticamente de lengua cuando nos parece que alguien no es de aquí".

Escudier también ha apuntado al profesorado, señalando un "cierto relajamiento en la conciencia lingüística".