El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su conversación con Guaidó.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su conversación con Guaidó. Moncloa

España VENEZUELA

Sanchez alaba el "coraje" de Guaidó pero no lo reconoce como presidente y pide elecciones

El Gobierno teme una "desestabilización" del país y que estén en riesgo los 200.000 españoles en Venezuela. 

España sigue, por el momento, sin reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela tras su autoproclamación este miércoles en Caracas.

Las gestiones del Gobierno son en paralelo y están protagonizadas por el presidente del Gobierno, que se encuentra en el Foro de Davos (Suiza) y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, en Madrid.

Sánchez ha hablado en la mañana de este jueves con Guaidó por teléfono, según ha informado Moncloa. "En la conversación, mantenida durante la estancia del presidente en Davos, le ha trasladado su reconocimiento por el coraje con el que está comportándose en esta situación. El presidente del Gobierno ha defendido durante su llamada la legitimidad de la Asamblea Nacional venezolana y ha explicado a Guaidó el comunicado conjunto de la Union Europea", según estas fuentes.

El Gobbierno no habla del reconocimiento de Guaidó como presidente sino sólo de "la celebración de elecciones libres, que permitan expresarse democráticamente al pueblo venezolano", según el comunicado de Moncloa tras la llamada, iniciativa de Sánchez. 

Por su parte, Guaidó ha asegurado en Twitter que tiene el "total respaldo" de Sánchez "para lograr un Gobierno de transición y tener elecciones libres". Si bien en las elecciones hay acuerdo absoluto, Moncloa no confirma que haya respaldado un Gobierno de transición que estaría liderado por Guaidó.

Moncloa ha distribuido incluso unas imágenes de Sánchez hablando con el dirigente venezolano en un camino en medio de la nieve. Antes, Sánchez se había reunido con los jefes de gobierno de Colombia, Ecuador y Costa Rica, para tratar la situación.

Esos contactos llegan tras una noche del miércoles de fuertes movilizaciones en Caracas y en todo el mundo, con miles de personas en España, especialmente en la Puerta del Sol de Madrid, adonde se desplazó el líder del PP, Pablo Casado. Tanto él como Albert Rivera, líder de Ciudadanos, le exigen que reconozca ya a Guaidó como han hecho EEUU, Canadá, Brasil, Argentina, Colombia y otros muchos países. 

Por su parte, Borrell ha insistido en la mañana de este jueves en la "posición común" de la Unión Europea, que ha manifestado su "apoyo a la legitimidad de la Asamblea Nacional venezolana, cuyo presidente es Juan Guaidó". 

Para el Gobierno, la "solución a la grave crisis política y humanitaria de Venezuela" es "la convocatoria de elecciones libres, democráticas garantizadas", algo que España "va a impulsar con todas sus fuerzas".

Pero Borrell no aclara cómo deben organizarse esas elecciones, su fecha, ni quién debe estar al frente del país hasta entonces. "Esto es lo que tenemos que ver", ha dicho el ministro. 

El jefe de la diplomacia ha recordado que en Venezuela hay 200.000 españoles y que al Gobierno le preocupa la "desestabilización del país", donde la crisis ya ha provocado varias víctimas mortales, y que la situación"vaya a peor".

Por ese motivo, Borrell quiere "cuanto antes" una reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, que puede convocar su presidenta, la Alta Representante para política Exterior, Federica Mogherini.