Márquez, Quartararo y Dovizioso, en el podio del Twin Ring Motegi.

Márquez, Quartararo y Dovizioso, en el podio del Twin Ring Motegi. MotoGP

MotoGP

Márquez rompe el maleficio tras coronarse campeón con la décima victoria en Motegi

Llega a los 80 triunfos mundialistas y otorga a Honda el cetro de constructores. Quartararo, segundo, mejor debutante del año.

Noticias relacionadas

Dos semanas después de proclamarse campeón del mundo por octava vez, ni los títulos sacian el hambre de Marc Márquez. El piloto del equipo Repsol Honda ya anunció que su objetivo pasaba por terminar todas las carreras que restaban en el podio para romper el maleficio que le perseguía, ya que después de coronarse nunca había acabado la siguiente carrera. Un gafe que ha dejado atrás con su décima victoria de la temporada en el Twin Ring Motegi, donde ha otorgado a Honda la corona de constructores. Un triunfo, el cuarto consecutivo, que permite al español igualar las 54 victorias de Mick Doohan en la categoría reina y llegar hasta las 80 mundialistas.

Títulos de constructores de Honda Racing Corporation.

Títulos de constructores de Honda Racing Corporation. HRC

La pelea por la primera posición duró las dos primeras vueltas, lo que tardó Márquez en deshacerse de Fabio Quartararo e imponer su ritmo para marcharse en solitario. El español, con margen de sobra, se vio obligado a ralentizar en las últimas vueltas para no quedarse sin gasolina. Y al final ocurrió, pero se quedó sin combustible en la vuelta de honor y tuvo que ser remolcado por el malasio Syahrin.

Quartararo y Dovizioso completaron el podio del Gran Premio de Japón. El piloto francés plantó cara a Márquez en la salida y no se rendió, pero el español impuso su superioridad. La segunda posición de Quartararo le permitió certificar matemáticamente el título de mejor debutante del año en MotoGP y superar a Valentino Rossi en la clasificación general. El italiano se vio obligado a retirarse tras sufrir una caída cuando restaban cuatro vueltas para el final.

Maverick Viñales se quedó a las puertas del podio, tras verse penalizado por una mala salida. El piloto de Yamaha remontó hasta la cuarta posición y peleó con Dovizioso por una plaza en el cajón.