Albert Celades, con el pinganillo, junto a Fernando Hierro.

Albert Celades, con el pinganillo, junto a Fernando Hierro. TV

Mundial

¿Por qué los entrenadores del Mundial llevan un pinganillo en el banquillo?

La FIFA autorizó a que los técnicos de las selecciones tengan contacto con analistas en la grada, que les van informando de lo que va ocurriendo en el partido con acceso a imágenes de televisión incluidas.

Es una de las novedades de este Mundial de Rusia 2018. Si ustedes se han fijado bien, habrán visto una cosa que nunca antes había pasado. No es un detalle muy trascendental, pero es algo nuevo en el fútbol. Por primera vez, miembros técnicos de las selecciones portan un pinganillo en el banquillo.

Los segundos entrenadores portan un pinganillo con el que se pueden comunicar con miembros del staff técnico, que se encuentran en la grada y puede corregir situaciones tácticas (o lo que quieran) que vean desde su posición. Algo que siempre estuvo prohibido, pero que la FIFA ha modificado para este torneo.

En el Mundial de la tecnología, con el videoarbitraje funcionando por primera vez en este torneo, así como el 'ojo de halcón' en la línea de gol, también las novedades tecnológicas han ha llegado a los banquillos. Y fue por un acuerdo entre la FIFA y los seleccionadores, que en una reunión en el mes de febrero en Sochi (una de las sedes de este Mundial) llegaron a la convicción de que eso era también positivo para el espectáculo.

Concretamente, cada selección tiene a tres analistas en las gradas del estadio y estos se pueden comunicar con su banquillo, cuyo uno de sus miembros (normalmente el segundo entrenador) tiene un pinganillo con el que tiene contacto directamente con sus ayudantes. Los miembros del staff técnico situados en la grada tienen acceso también a imágenes de la televisión. Por ejemplo, en el caso de España quien portó el pinganillo fue Albert Celades, ahora segundo entrenador. 

Además, y en relación con esta medida, hay otra novedad: los entrenadores tienen ahora acceso a material audivosual en el descanso, así como los jugadores, que podrán ver con imágenes sus aciertos y errores a lo largo de la primera parte del partido.