Luka Modric celebra con Ante Rebic su gol en el Croacia - Nigeria.

Luka Modric celebra con Ante Rebic su gol en el Croacia - Nigeria. REUTERS

Mundial

Croacia liquida a Nigeria y deja a Argentina cerca del KO en la primera jornada

La selección europea vence sin problemas a la africana (2-0) y obliga al combinado de Leo Messi a vivir al límite en los dos partidos que le quedan en el grupo D.

Solo se ha disputado una jornada, estamos en el tercer día de competición del Mundial de Rusia 2018, pero ya tenemos a la primera selección (y favorita) que vivirá al límite en los dos próximos partidos de la fase de grupos. Es la Argentina de Leo Messi, que se estrelló este sábado ante Islandia (1-1), un mal resultado que se hizo peor aún con la victoria de Croacia a Nigeria (2-0).

La selección europea, liderada por Modric, cumplió. Comenzó dubitativa, pero acabó luciéndose. No desengrasó la máquina pero tampoco la guardó. Croacia es un equipo muy bien compensado, con un centro del campo exquisito (Modric y Rakitic son una delicia para un equipo de segundo nivel como este) y con algo más de experiencia que en las últimas experiencias donde falló por novato.

El siguiente partido, el jueves 21, es... Croacia - Argentina. Y eso hace que la albiceleste esté al borde del KO, porque lo que debería haber sido el duelo por dirimir el primer puesto del grupo se va a convertir para el combinado de Leo Messi en un duelo a vida o muerte. Si pierde, se quedará a cinco puntos de Croacia y si Islandia cumple ante Nigeria, a tres de los nórdicos. Y la última jornada ya tendría que esperar un milagro.

Eso, ahora, es fútbol ficción, pero la realidad es que la victoria de Croacia pone contra las cuerdas a Argentina. Los croatas ganaron a Nigeria midiendo muy bien los tiempos y demostraron su línea ascendente en el mundo del fútbol: ya brilló en la Eurocopa 2016, superando a España en la fase de grupos, y cayendo eliminado en la rórroga en una mala tarde de octavos.

Se adelantó Croacia con un gol en propia puerta de Etebo, la última temporada en Las Palmas, que tuvo la mala suerte de mandar a su portería un balón que se iba fuera. La jugada fue un córner lanzado por Modric, con dos cabezazos en el área y el infortunio de Etebo. El segundo, de penalti, una acción que se está convirtiendo ya en un clásico de este Mundial. Esta vez, eso sí, no hubo que aplicar el VAR: directamente lo pitó el colegiado por un agarrón en el área. Modric anotó la pena máxima.

Con todo ello, Croacia lidera este grupo D y Argentina se queda empatada a puntos con Islandia. La albiceleste lo tiene difícil porque su próximo rival es Croacia, la que hasta ahora se ha ganado el cartel de favorita en este grupo en el campo. Modric y compañía podrían dar la gran campanada de este Mundial.