Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Messi ante el Valladolid

Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Messi ante el Valladolid Andreu Dalmau EFE

Fútbol FC BARCELONA 1-0 REAL VALLADOLID

Un Barcelona sin brillo se impone al Valladolid desde el punto de penalti

Un único gol de Messi desde los once metros pudo batir a un Masip soberbio en un duelo en el que los azulgranas no dieron su mejor versión.

El FC Barcelona se impuso al Real Valladolid en la jornada 24 de La Liga gracias a un solitario gol de Lionel Messi desde el punto de penalti. Un partido en el que el conjunto azulgrana mereció la victoria, pues generó más peligro y ocasiones que los pucelanos, pero ofreció de nuevo una versión gris, sin brillo, algo que se personificó especialmente en la figura del citado argentino, que ofreció el peor partido que se le recuerda en esta temporada. [Narración y estadísticas: FC Barcelona 1-0 Real Valladolid]

Un Messi humano y un Masip divino

Ernesto Valverde decidió apostar por un once en el que mezcló habituales con teóricos suplentes. Thomas VermalenCarles Aleñá Kevin Prince Boateng partieron de inicio para dar descanso a Clément LengletIvan RakiticLuis Suárez de cara al partido de ida de los octavos de la Champions League del próximo martes, en el que los culés visitarán al Olympique de Lyon. Por su parte, Sergio González cambió su esquema, metiendo una línea de cinco defensas y un tercer centrocampista para escudar a Enes ÜnalSergi Guardola.

La primera parte estuvo marcada por la clara igualdad entre ambos equipos. El ritmo de juego era lento, y pese a que el Barça trataba de dominar la posesión, se estrellaba contra un Valladolid muy bien plantado sobre el campo. Los pucelanos comenzaron ejerciendo una presión alta que complicaba la salida del balón azulgrana, pero cambiaron de plan para cerrarse atrás, creando mucho peligro con rápidos contraataques encabezados por Daniele Verde.

Sin embargo, los intento y las ilusiones del Valladolid fueron en vano. Tras un prolongado intercambio de golpes sin excesivo peligro, un dudoso penalti de Míchel Herrero sobre Gerard Piqué -el mejor del Barcelona- sirvió para que Messi adelantara a los suyos desde los once metros al filo del descanso. El partido se fue a a vestuarios con un Bara gris, un Messi humano y un Valladolid que mereció mucho más.

Los jugadores del Valladolid protestan al árbitro en el partido de La Liga contra el Barcelona

Los jugadores del Valladolid protestan al árbitro en el partido de La Liga contra el Barcelona Marta Pérez EFE

No obstante, la segunda parte tuvo ciertas variaciones con respecto a la primera. El Barça dominó mucho más el encuentro, y pese a no ofrecer un juego brillante, acaparó todas las ocasiones de los segundos 45 minutos. La más clara llegó de las botas de Messi, que remató de primeras un centro muy potente. Pero Jordi Masip voló a la escuadra para desviar el balón a saque de esquina. El portero se erigió como gran figura del partido, solventando con éxito todas las acciones de peligro azulgrana.

En el minuto 55 aguantó bien un mano a mano con un Prince Boateng que no supo resolver y, tras firmar otro partido decepcionante, acabó dejando su sitio a Luis Suárez. No tuvo mejor suerte el uruguayo, que en el 64' falló otro mano a mano ante Masip. El culmen del guardameta catalán, canterano del conjunto azulgrana precisamente, llegó en el minuto 85. Kiko Olivas arrolló claramente a un Philippe Coutinho que habían saltado al campo por Dembélé, y el colegiado volvió a señalar los once metros. Messi lo lanzó al mismo lado, pero esta vez Masip sí llegó a detener el disparo.

El final del partido fue un sinfín de ocasiones del Barça, que se estrellaron una y otra vez con el descomunal Masip. Cuando el árbitro pito el final del encuentro, la sensación que quedó en el Camp Nou fue que este equipo vence por mera inercia, pues el juego está lejos de ser el deseado. Para colmo, la amenaza de ver a un Messi 'más humano' comienza a asolar las mentes de los culés, que en tres días tienen un encuentro clave para el devenir de la temporada.

FC Barcelona 1-0 Real Valladolid

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Jordi Alba; Aleñá (Rakitic, 76'), Busquets, Arturo Vidal; Messi, Prince Boateng (Luis Suárez, 60'), Ousmane Dembélé (Coutinho, 70').

Real Valladolid: Masip; Antoñito, Joaquín Fernández, Kiko Olivas, Calero, Nacho Martínez; Míchel Herrero, Verde (Toni Villa, 66') (Stiven Plaza, 76'), Anuar; Sergi Guardiola, Ünal (Keko, 78').

Gol: 1-0, 43' Messi (p.).

Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Ünal (11'), Anuar (34'), Messi (67') y Míchel Herrero (70').

Incidencias: Partido correspondiente la jornada 24 de La Liga disputado en el Camp Nou (Barcelona) ante 67.435 espectadores.