Imagen de los dos supuestos asesinos de Ibon Urrengoetxea.

Imagen de los dos supuestos asesinos de Ibon Urrengoetxea.

Fútbol

Caso Ibon Urrengoetxea: el menor de 16 años le pegó una patada en la cabeza al ex jugador del Amorebieta

Habría reconocido la agresión, pero no haberle robado la cartera que le faltaba ante la Fiscalía. El otro menor, de 13 años, al que no se le puede imputar delito, será sometido a una tutela. 

Se siguen conociendo detalles sobre la muerte de Ibon Urrengoetxea, exjugador del Amorebieta fallecido en la madrugada del 23 al 24 de diciembre en la calle Navarra de Bilbao. De entre los dos menores implicados, el mayor, de 16 años, ha admitido, según adelanta El Correo, que le pegó al exfutbolista una patada en la cabeza mientras caía, tal y como reconoció ante la Fiscalía de menores, que es la que ha decretado el internamiento del joven en un centro de Zumarraga.

Ibon Urrengoetxea, un “tío cojonudo”, según lo describían sus allegados, volvía de una cena de empresa navideña que había mantenido con sus compañeros de trabajo de Ilarduya en Bilbao cuando dos personas lo asaltaron. Lo habrían golpeado brutalmente, tal y como ha reconocido el menor de 16 años -el otro implicado tiene 13-, y le quitaron la cartera antes de darse a la fuga.

Los dos menores implicados, uno de 13 y otro de 16 años, pertenecerían, según las investigaciones, a The Ghetto Family, un grupo de menores implicado en diferentes robos y robos con intimidación en el Casco Viejo. Tanto es así, que hay una iniciativa femenina que lucha contra ella a través de un grupo de Facebook con la intención de “proteger a nuestros hijos/as sin olvidarnos de nuestros mayores, los cuales también están expuestos a una gran violencia con robos, extorsiones, golpes, etc”.

De entre estos dos, al menor, de 13 años, no se le puede imputar delito al ser menor de 14. Eso sí, la Fiscalía ordenó la apertura de un expediente de protección. Es decir, los educadores lo acompañarán al instituto a las ocho de la mañana y lo someterán a un seguimiento hasta que vuelva a su casa a las nueve de la noche.

El mayor, de 16, como se ha señalado, reconoció que le pegó una patada en la cabeza a Ibon Urrengoetxea cuando éste caía. Eso sí, negó haberle robado la cartera que le faltaba. De hecho, el exjugador de Amorebieta, Bermeo, Lemona o Gernika tenía una cantidad importante de dinero cuando fue encontrado muerto.