berenjenas-agridulces-00

berenjenas-agridulces-00

Vegetarianas

Berenjenas chinas agridulces, receta paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de todos los pasos a seguir para preparar unas berenjenas chinas agridulces.

Preparación: 10 min   Cocción: 15 min  Dificultad: 1/5   Raciones: 2  Coste: ∼ 3 €

Ingredientes

  • Berenjenas chinas, 3
  • Pimiento rojo, 1 pequeño
  • Puerro, 1 (solo la parte blanca)
  • Ajo, 4 o 5 dientes
  • Jengibre fresco, 1 trozo de 1 centímetro
  • Piña fresca, 1 rodaja
  • Aceite de girasol, 1 cucharada
  • Aceite de sésamo, 1 cucharada
  • Salsa de soja, 4 cucharadas
  • Sirope de ágave o azúcar moreno, 1 cucharada
  • Agua, 4 cucharadas
  • Vinagre de arroz, 4 cucharadas
  • Vino blanco, 1 cucharada
  • Maizena, 1 cucharada rasa
  • Harissa o cayena molida, opcional
  • Sal
  • Perejil fresco

Llevo unos días que estoy de suerte con las berenjenas, si la semana pasada tuve ocasión de encontrar en el mercado unas riquísimas berenjenas blancas, esta no ha sido menos y en el supermercado chino que hay cerca de donde vivo me pude hacer con unas cuantas berenjenas chinas, que son unas berenjenas de color morado brillante, muy finas y alargadas tal como podéis ver en la foto.

Aunque su sabor es algo más delicado y dulzón que el de las habituales berenjenas negras, la receta también podemos hacerla con estas últimas. La única diferencia es que con las primeras no es necesario ponerlas a remojo en agua con sal para que pierdan el amargor, sino que se pueden usar directamente.

Preparación de las Berenjenas chinas agridulces

Lavamos, secamos y cortamos las berenjenas en rodajas en diagonal. Cortamos el pimiento y el puerro en tiras. Pelamos los ajos y el jengibre y los cortamos en trozos minúsculos.

En una sartén ponemos a calentar el aceite de girasol y marcamos las berenjenas por los dos lados con una pizca de sal. Cuando estén ligeramente doradas las reservamos. No conviene cocinarlas demasiado porque con el calor van perdiendo su bonito color morado.

En la misma sartén salteamos las tiras de pimiento rojo y de puerro con sal al gusto, pero sin pasarse porque luego la salsa de soja también aportará sal. Mientras se saltean, en un bol mezclamos la salsa de soja, el agua, el vino blanco, el vinagre de arroz, el sirope de ágave o el azúcar y finalmente disolvemos la maizena en la mezcla.

Cuando el puerro y el pimiento empiecen a tomar color añadimos el aceite de sésamo, el ajo y el jengibre.

Salteamos durante unos segundos y añadimos la mezcla de la salsa. Si queremos un toque picante, podemos añadir media cucharadita de harissa o cayena molida al gusto. Dejamos a fuego bajo hasta que comience a burbujear.

Pelamos la piña, la cortamos en dados y la añadimos a la sartén, mezclamos y añadimos las berenjenas que teníamos reservadas.

Dejamos cocinar a fuego bajo durante unos 5 minutos hasta que las berenjenas estén tiernas.

Servimos con perejil picado por encima. Podemos comerlo tal cual o acompañado de arroz blanco o tallarines.

Resultado

Estas berenjenas chinas agridulces son un plato completamente vegano, que no es que de repente haya decidido cambiar mi dieta en esa dirección pero sí es cierto que estoy un poco aburrida de carne y cocinar platos coloridos a base de verduras es lo que más me apetece estos días.

Si no encontráis las berenjenas chinas se puede hacer con berenjenas normales, solo que como son más grandes os recomiendo cortarlas en dados y dejarlas a remojo una media hora en agua con sal para que pierdan el amargor, luego se escurren bien y se secan con papel de cocina y ya se puede continuar con la receta.