Nataly Hanin iStockPhoto

Sopas y cremas

Sopa de pollo con fideos, receta clásica que nunca falla en invierno

Esta sopa de pollo con fideos es probablemente la receta más reconfortante para esos días fríos en los que los resfriados empiezan a mostrar sus síntomas.

La sopa de pollo con fideos es un clásico de los inviernos, de esos platos que saben a comida de casa de toda la vida. Esas cosas que nos pide el cuerpo cuando estamos destemplados y que nos saben a gloria bendita. Además, no puede ser más sencillo prepararla.

Ingredientes

  • Carcasas de pollo, 1 o 2
  • Cuarto trasero de pollo, 1
  • Zanahorias, 2
  • Puerro, 1
  • Apio, 2 ramas
  • Agua, 2 litros
  • Fideos para sopa, 150 g
  • Sal
  • Perejil fresco, para decorar

Cómo hacer una reconfortante sopa de pollo con fideos

Por supuesto la versión más sencilla es cuando tenemos un caldo de pollo casero en la nevera listo para usar siempre que se necesite, pues solo tendremos que calentarlo y cocer los fideos. De hecho, si tenéis una olla de cocción lenta, ahora en invierno no debería faltar un caldo casero en la nevera.

Pero como eso sería la versión para vagos de la receta, os voy a contar cómo hacer una sopa de pollo con fideos partiendo de cero.

Paso 1

En una olla ponemos a cocer el pollo en unos dos litros de agua con las zanahorias peladas y cortadas en un par de trozos, los puerros bien lavados y cortados en dos o tres trozos, las ramas de apio también cortadas en un par de trozos y un pellizco de sal.

Cocinamos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir, desespumamos, bajamos el fuego y dejamos cocinar al mínimo durante 90 minutos con la olla tapada.

Paso 2

Colamos el caldo y lo reservamos. Troceamos las zanahorias, deshuesamos el pollo y desmenuzamos la carne

Paso 3

Retiramos la capa superior de grasa que se pueda haber formado en el caldo, lo devolvemos a la olla, lo calentamos y lo desespumamos. Troceamos las zanahorias y las añadimos al caldo, junto con el pollo desmenuzado y los fideos. Dejamos cocer los fideos el tiempo que indique el fabricante con la olla destapada.

Paso 4

Cuando estén cocidos los fideos, servimos la sopa caliente con un poco de perejil fresco picado por encima.

Nota

La cantidad de fideos es orientativa, lo normal para una sopa ni muy clara ni muy espesa es utilizar 100 g de fideos por cada litro de líquido. A partir de ahí, puedes añadir más o menos en función de si te gusta más o menos espesa.

Si hacemos mucho caldo con el fin de tener sopa para varios días, es mejor dividir el caldo y añadir los fideos solo en las raciones que se vayan a consumir, pues se cuecen enseguida y así evitamos que la pasta se cueza en exceso y quede hecha papilla.