Preparación: 20 minutos Dificultad: Muy baja Raciones: 2 Coste: Medio

Ingredientes

  • Filetes de salmón ahumado, 6
  • Lechuga romana, 4 hojas
  • Miel, 1 cucharada
  • Mostaza, 1 cucharada
  • Pimienta, 1 cucharada
  • Zumo de limón
  • Zanahoria, 1
  • Huevo duro, 1
  • Eneldo, 1 cucharada

Noticias relacionadas

La receta de rollitos de salmón ahumado con miel y mostaza que os cuento hoy, se puede tomar como un entrante o como un primer plato. Es un plato fresco, ligero y muy rico gracias a los condimentos que vamos a utilizar, que le dan un toque único al salmón. ¡Además se prepara en un momentito!

Cómo hacer rollitos de salmón con miel y mostaza

Para preparar esta receta solo tenemos que utilizar el fuego a la hora de cocer el huevo, proceso que podemos realizar mientras preparamos el resto del plato. Así que se trata de una receta muy rápida, que puedes tener lista en unos 20 minutos. Y si vas con prisa, la ralladura de huevo se puede omitir, así que podrás prepararlo en mucho menos tiempo.

1: Pon el huevo a cocer

Introduce un huevo en una olla con agua y ponlo a hervir durante 12-15 minutos. Mientras, sigue el resto de pasos para ir avanzando en la receta.

2: Prepara la salsa

Para darle un toque especial al salmón y al plato en general, vamos a preparar una sencillísima salsa que utilizaremos para untar los filetes de salmón ahumado. Solo tienes que mezclar en un bol la miel, la mostaza, el eneldo y un poco de pimienta.

Remueve bien y verás que la textura de la mostaza y la miel hacen que se cree una salsa en un momento.

3: El relleno del rollito

Rollitos de salmón

Dispón los filetes de salmón en un plato con cuidado de que no se rompan, y pinta en ellos con un pincel de cocina la salsa que has preparado, bien extendida. Si no tienes un pincel de cocina, puedes utilizar otro utensilio, como una cuchara.

Después coge las hojas de lechuga, lávalas y escúrrelas bien. Desecha la parte del tronco, que es más dura, y corta las hojas por la mitad en vertical. Para mayor facilidad a la hora de hacer los rollitos, puedes también cortar el nervio central, si ves que está muy tieso o duro. Coloca cada mitad de lechuga sobre un filete de salmón.

Rollitos de salmón

4: Haz los rollitos de salmón

Ya solo tienes que crear manualmente los rollitos de salmón haciendo que la hoja de lechuga quede dentro del mismo. Recuerda el huevo que estaba hirviendo. Si han pasado el tiempo necesario, apaga el fuego y quítale la cáscara.

5: Decora y condimenta tu plato

Rollitos de salmón

Para que quede mejor presentado y con un toque de sabor extra, vamos a añadir algunos detalles. Pela una zanahoria y con el propio pelador, haz tiras de zanahoria y colócalas en el plato. Exprime unas gotas de zumo de limón sobre el salmón y añade también un poco de eneldo encima de los rollitos.

Rescata ese huevo que has hervido, pártelo por la mitad y ralla un poco sobre los rollitos. Si te sobra mucho huevo, puedes partirlo en trocitos e incluirlo en tu plato, o utilizarlo para otra ensalada. Yo además he incluido también algunos trocitos de la cáscara del limón para darle color al plato, aunque si quieres que la cáscara de limón además le dé un extra de sabor, utiliza limones encurtidos.

Resultado

El resultado es una forma exquisita de preparar este producto, elaborando unos rollitos de salmón ahumado con miel y mostaza que son perfectos para comer un plato sano y fresquito. Y para que tengas más opciones, aquí te dejamos otras recetas con salmón ahumado, también muy fáciles y deliciosas.

¿Los has probado ya?  Cuéntanos cómo te han salido.