Preparación: < 10 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 3  Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Melocotón fresco pelado y congelado, 400 g
  • Yogur de mango con trocitos, 125 ml -1 yogur- (*)
  • Leche, 2 ó 3 cucharadas (**)
  • (*) Yo le he puesto uno de soja con trocitos de mango, que era el que había en el único súper que me queda cerca de casa ahora.
  • (**) Si el procesador de alimentos es muy potente no será necesario añadirla, pero si vemos que le cuesta triturar, añadimos un poquito de leche para facilitar la trituración.

Noticias relacionadas

El otro día salí de expedición por mi nuevo barrio con intención de descubrir cuáles son los sitios buenos para ir a comprar. Al final acabé en una frutería con una oferta estupenda de melocotones amarillos a 0.99 €/kg. En ese momento mis ojos no veían las cajas de fruta, sino directamente este sorbete de melocotón y mango que automáticamente apareció en mi cabeza.

Y es que está haciendo calor y, no sé por qué, este año me están apeteciendo helados más que ningún otro año, pero lo que no me apetece es torturarme con los remordimientos que sé que tendré si empiezo a darme caprichos a base de helados que lleven cantidades ingentes de grasa, así que congelo fruta… Y me encanta, porque tener siempre a mano algunos trozos de fruta en el congelador te permite hacerte un helado que te puedes comer en el momento, cuando tienes el antojo y muchas veces te ahorras el tener que luchar con la tentación de salir a comprar un helado al súper porque quieres un helado y lo quieres ya.

Preparación del Sorbete de melocotón y mango

Si es que es tan fácil que hasta da cosa contarlo. Solo hay que sacar los trocitos de melocotón del congelador y el yogur de mango de la nevera.

sorbete-melocoton-mango-01

Ponerlo todo en un procesador de alimentos y triturar, primero con el turbo y luego a velocidad más lenta. Si vemos que el motor se calienta demasiado porque le cuesta triturar la mezcla, paramos, esperamos un par de minutos a que se enfríe, añadimos un poco de leche y seguimos triturando hasta tener una mezcla que quedará realmente cremosa.

sorbete-melocoton-mango-02

Fijaos que la textura que se obtiene es válida hasta para hacer bolas o las famosas quenelles que tantos quebraderos de cabeza han dado este año a los concursantes de Masterchef.

Resultado

Con este sorbete de melocotón y mango todo son ventajas, matas el antojo de dulce, incluyes fruta en la dieta, sale barato, está riquísimo, es facilísimo de hacer y si tienes mucha ansia hasta puedes repetir ración sin miedo a perder la figura.

Si lo vas a servir como postre en alguna comida, puedes prepararlo justo antes de empezar a comer, dejarlo en un túper en el congelador y sacarlo unos 10 minutos antes de servir.

Si te sobra, y vuelve al congelador cristalizará y endurecerá bastante, pero si quieres que vuelva a ser un sorbete cremoso, puedes congelar lo que sobre en cubiteras y cuando quieras tomarlo de nuevo, solo tienes que triturar los cubitos en un procesador de alimentos.

Como veis, estar a dieta y cuidarse no es incompatible con disfrutar de un helado y de un pequeño capricho dulce.