Postres

Banana bread: Cómo hacer el pan de plátano más fácil

El banana bread o pan de plátano es uno de los bizcochos más ricos y fáciles de preparar que existen. Rico, tierno por dentro y con una capa crujiente irresistible.

4 marzo, 2020 13:26

Hay recetas que de lo fácil que son parece mentira. Si te da miedo enfrentarte a la repostería o a los bizcochos, no temas porque esta receta de banana bread es sencillísima.

Ingredientes

  • Plátanos, 3
  • Mantequilla fundida, 75 g
  • Bicarbonato de sodio, 1 cucharadita
  • Sal, 1 pizca
  • Sirope de ágave, 70 g (o 100g de azúcar)
  • Huevo, 1
  • Extracto de vainilla, 1 cucharadita
  • Harina de trigo, 200 g

Paso 1

Precalentamos el horno a 175ºC.

Paso 2

Aplastamos bien los plátanos (mejor si están maduros tirando a pasados), añadimos la mantequilla fundida, el bicarbonato de sodio, la sal, el sirope de ágave y el huevo batido, el extracto de vainilla. Lo mezclamos todo muy bien.

Paso 3

Añadimos la harina y mezclamos hasta tener una masa homogénea.

Paso 4

Lo metemos todo en un molde para pan de 20 x 10 cm y lo llevamos al horno durante 50 minutos a 175ºC.

Paso 5

Pinchamos con un palillo para comprobar que esté hecho por dentro y cuando este salga limpio desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla de horno.

Banana bread, el bizcocho más fácil

Ya véis que no os mentía, hacer un banana bread o pan de plátano (que es en realidad más un bizcocho que un pan) es facilísimo, y apto para todos los principiantes o aquellos a los que os dé miedo la repostería. No tiene mucho más misterio que juntar los ingredientes y llevarlos al horno.

Es importante respetar el tamaño del recipiente, y es que si tenéis uno más grande o pequeño habrá que ajustar las medidas. Y recordad que un molde que mide la mitad no necesita la mitad de cantidades, la conversión es volumétrica y algo más compleja. Por eso lo mejor para este banana bread es que utilicéis un molde para pan de 20 x 10 cm.

Por último, en esta receta de banana bread utilizamos sirope de agave, porque gracias a que tiene un poder endulzante de casi el doble que el azúcar nos permite usar la mitad de cantidad obteniendo el mismo dulzor. La receta original tiene 100 gramos de azúcar, y yo aquí os la reduzco a 70 gramos de sirope de agave. Yo en casa lo hago con 50 gramos de sirope de agave, es cuestión de acostumbrarse a comer menos dulce, os recomiendo intentarlo.

Este banana bread acepta más ingredientes en la masa, y podéis hacer diferentes versiones que quedan estupendas. Yo a veces lo hago con nueces y semillas de amapola, que además le dan un toque crujiente con más textura.

Otra idea para darle una vuelta de tuerca a este banana bread o pan de plátano es hacerlo en forma de muffin o magdalena. Simplemente rellena moldes de metal para magdalenas con la masa del mismo banana bread  (con cuidado de dejar 1 cm hasta el borde al llenarlos) y hornea 40 minutos en lugar de 50. Queda estupendo.