Peras-vino-blanco-almibar-azafran_destacada

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_destacada

Postres

Peras al vino blanco con almíbar de azafrán, receta de postre clásico

Os proponemos un postre sencillo que es todo un clásico del recetario tradicional, las peras al vino blanco con almíbar de azafrán.

Ingredientes

  • Peras, 8
  • Vino blanco seco, 1/2 litro
  • Azúcar, 350 g
  • Un trozo de canela en rama
  • Vainilla, 1/2 vaina
  • Pimienta rosa
  • Azafrán, unas 15 hebras aproximadamente

Preparación: 30 min     Dificultad: Fácil     Personas: 4

La receta de hoy es un dulce muy especial y muy sencillo de preparar: unas peras al vino blanco con almíbar de azafrán. Este postre se prepara con muy pocos ingredientes, sin la necesidad mucha elaboración y sin requerir de demasiado tiempo de elaboración, pero el resultado final no le va a la zaga a otros postres más complicados y con más florituras.

Cómo se hacen unas peras al vino blanco con almíbar de azafrán

01: Pelamos y preparamos las peras

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_1

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_1

Podemos preparar estas peras al vino blanco con almíbar de azafrán cocinando la pera de una sola pieza o bien partidas, peladas, descorazonadas y cortadas por la mitad.

Como quizás resulte más estético presentar estas peras al vino blanco en almíbar de azafrán en una sola pieza yo simplemente las he pelado y descorazonado, pero dejando el pedúnculo. Para conseguirlo debemos introducir el descorazonador por la parte inferior de la pera pero sin llegar al otro extremo. Sacamos entonces el descorazonador y con una puntilla inclinada practicamos un ligero corte, siguiendo el orificio practicado con el descorazonador hasta que el corazón se suelte y salga solo.

De este modo tendremos las peras peladas y descorazonadas casi por completo pero manteniendo el pedúnculo y su forma.

02: Hervimos el vino blanco con el azúcar

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_2

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_2

Introducimos el vino blanco en una cazuela y añadimos todo el azúcar.  Ponemos la cazuela al fuego y, una vez arranque a hervir, reducimos a fuego medio durante 10 minutos.

03: Añadimos el azafrán y el resto de los ingredientes al almíbar de vino blanco

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_3

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_3

Retiramos el almíbar de vino blanco del fuego y añadimos en torno a 8-10 bolas de pimienta rosa en grano y un trocito de canela en rama.

Abrimos la media vaina de vainilla y raspamos los granos de su interior. Añadimos los granos de vainilla al almíbar.

Por último, incorporamos las hebras de azafrán (con unas 15 hebras será más que suficiente).

04: Cocemos las peras al vino blanco en el almíbar

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_4

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_4

Introducimos las peras peladas y limpias en el interior del almíbar de vino blanco y azafrán y volvemos a poner la cazuela al fuego.

Cocemos las peras en el almíbar a fuego medio-bajo hasta que estén cocinadas, sin que presenten resistencia pero que sigan manteniendo su forma. El tiempo aproximado de cocción para unas peras al vino blanco con almíbar de azafrán cocinadas de una pieza es de unos 18 minutos, mientras que si las cocemos en mitades con 8-10 minutos de cocción será suficiente.

Una vez cocidas las peras las sacamos del almíbar de azafrán con cuidado (hay que recordar que están vaciadas casi por completo en su centro y serán delicadas) y las reservamos en un plato o recipiente. Si queréis que se mantengan erguidas quizás sea buena idea colocarlas en un recipiente de modo que queden prietas, juntas una con otra,  para que así no se inclinen demasiado.

05: Reducimos el almíbar de azafrán y dejamos enfriar las peras al vino blanco

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_5

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_5

Cogemos el almíbar restante y lo colamos sobre otra cazuela para retirar la pimienta rosa y la canela en rama. Las hebras de azafrán las volvemos a añadir al almíbar ya colado.

Reducimos entonces el almíbar de azafrán a fuego medio hasta la mitad de su volumen o hasta que adquiera una textura de almíbar espeso y con cuerpo, ni demasiado líquido ni muy espeso.

Dejamos enfriar unos minutos el almíbar de azafrán y volvemos a introducir las peras al vino blanco en él. Terminamos de enfriar las peras al vino blanco en el almíbar de azafrán.

06: Servimos las peras al vino blanco con almíbar de azafrán

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_servir

Peras-vino-blanco-almibar-azafran_servir

Servimos las peras al vino blanco con almíbar de azafrán. Se pueden degustar tibias o frías y con infinidad de acompañamientos, por ejemplo, un buen helado de vainilla.

Resultado final

La pera es una fruta fabulosa de la que podemos disfrutar todo el año, ya que entre las diferentes variedades que podemos encontrar de esta fruta existen grandes diferencias en su requerimiento de frío para madurar. Así, ya sea una variedad de pera u otra podemos disfrutar de esta deliciosa fruta en temporada tanto en los meses de verano como en invierno, aunque quizás sean estas últimas las peras que mejor se conservan y que más sabrosas están.

Para esta receta de peras al vino blanco con almíbar de azafrán podemos utilizar la variedad de pera que más nos guste o que más esté en temporada y plenitud, ya sea una pera conferencia, pera blanquilla, la ercolini, la limonera o la variedad que sea. Lo que sí que es importante es que la pera escogida tenga un punto de maduración óptimo, debe estar bien madura pero todavía firme, sin estar pasada ni blanda.

Otro aspecto de vital importancia a la hora de preparar estas peras al vino blanco con almíbar de azafrán es escoger un vino blanco adecuado, un vino de calidad donde se cumpla eso de que nos lo podamos beber y que además sea un vino blanco seco. En este postre a base de fruta con una importante presencia del azúcar como ingrediente del almíbar es recomendable usar un vino que destaque por su bajo o nulo contenido en azúcar y su aroma y sabor vengan dados únicamente por la propia uva y su acidez. Por tanto es desaconsejable utilizar para la elaboración de estas peras al vino con almíbar de azafrán un vino blanco dulce o excesivamente afrutado, que quedará excesivamente camuflado una vez azucarado y especiado.

Y hablando de especias no hay que olvidar la importancia de las mismas a la hora aromatizar nuestras peras al vino en almíbar. En primer lugar está, cómo no, el fantástico azafrán, un ingrediente del que todos conocemos sus bondades pero quizás muchos no lo asocien con el mundo de la repostería. Craso error, el azafrán es una especia que combina a la perfección con infinidad de preparaciones dulces, como postres a base de chocolate, diferentes bizcochos o dulces a base de fruta como estas peras al vino blanco, con ese almíbar de azafrán de color tan intenso y de sabor tan profundo.

En cuanto al resto de especias, podéis aromatizar vuestras peras al vino blanco con las que más os apetezca. Yo he utilizado canela en rama, azafrán y pimienta rosa, una baya de color carmín con un toque dulzón muy aromático. Sin embargo, podéis añadir a vuestro almíbar otros ingredientes como el cardamomo, la piel de algún cítrico, el anís estrellado o los clavos de olor y así dar a vuestras peras un toque personal y diferente.