Preparación: 15 – 20 min    Dificultad: 2/5   Coste: < 2 €

Ingredientes

  • Nueces, preferiblemente con cáscara
  • Azúcar, 225 g
  • Agua, 250 ml
  • Aceite de girasol para freír

Noticias relacionadas

¿Habéis probado alguna vez las nueces caramelizadas que sirven en los postres de muchos restaurantes chinos? ¿Os han servido alguna vez una ensalada con estas nueces? Si es así es muy probable que os hayáis preguntado dónde conseguirlas y la respuesta es bien fácil… ¡en vuestra casa!

Y es que son muy sencillas de hacer y una vez listas se conservan un montón de tiempo guardadas en un frasco que cierre herméticamente, otra cosa es que consigan estar tiempo dentro del frasco sin que nos las comamos antes, porque ya aviso que incluso solas son muy viciosas.

Cómo se hacen las nueces caramelizadas

nueces-caramelizadas-01

Empezamos pelando las nueces y procurando que queden trozos lo más grandes que sea posible.

nueces-caramelizadas-02

En un cazo ponemos a hervir 100 ml de agua y cuando rompa a hervir añadimos las nueces. Esperamos a que arranque de nuevo el hervor, esperamos un par de minutos, las sacamos del agua, las dejamos sobre un papel absorbente y tiramos el agua.

nueces-caramelizadas-03

En el mismo cazo y a fuego lento ponemos los 150 ml de agua restantes con el azúcar, llevamos a ebullición removiendo constantemente hasta que se disuelva el azúcar.

Añadimos las nueces y cocinamos durante unos 15 minutos a fuego muy bajo removiendo con las varillas y teniendo cuidado de no romper los trozos de nuez.

Pasado este tiempo, las retiramos del almíbar y las dejamos sobre un colador con cuidado de no amontonarlas demasiado para que no se peguen unas a otras.

nueces-caramelizadas-04

Finalmente las freímos en el aceite de girasol durante unos segundos hasta que estén doradas. Hay que estar atentos porque se doran enseguida y hay que sacarlas inmediatamente si no queremos que se nos quemen. Yo lo que hago cuando veo que están es vaciar la sartén sobre un colador que dejo encima de un cazo tal como veis en la foto y con ayuda de un tenedor separo los trozos para que no se peguen.

nueces-caramelizadas-05

Ya por último las dejo caer sobre un trozo de papel de horno dejándolas bien separadas y con un papel absorbente voy dando toquecitos para retirar cualquier resto de aceite que pudiese quedar. Lo que no se puede hacer es dejarlas directamente sobre papel absorbente porque se quedarían pegadas al papel.

Hay que tener cuidado de no tocarlas hasta que estén frías porque cuando salen del aceite queman mucho, pero mucho eh!

Resultado

Estas nueces caramelizadas son perfectas para decorar postres, para dar un toque crujiente a ensaladas como la Waldorf o simplemente solas como snacks.