Preparación: < 10 min   Dificultad: 1/5  Raciones: 3  Coste: < 2 €

Ingredientes

  • Piña troceada y congelada, 400 g
  • Leche de coco, 150 ml
  • Ron blanco, 40 ml (*)
  • Azúcar, 2 cucharadas (**)
  • (*) Puede sustituirse por leche normal si queremos que sea sin alcohol.
  • (**) Es opcional, si la piña está muy dulce y madura no es necesario añadirlo.

Noticias relacionadas

Seguimos aprovechando las frutas del verano para hacer helados ligeros y rápidos con el truquito que ya os conté cuando os enseñé el helado ligero de fresas, y es que, ahora que hay un montón de fruta y a un precio estupendo, es genial tenerla limpia y troceada en el congelador para así, en el momento que nos apetezca, poder prepararnos un helado rápido como este sorbete de piña colada que podemos hacer tanto en versión para niños como en una versión para adultos añadiéndole un toque de ron.

Este sorbete de piña colada es una de esas recetas que nos encantan en Cocinillas, rápida, fácil, con pocos ingredientes y perfecta para un apuro.

Preparación del Sorbete de Piña Colada

La verdad es que la preparación no tiene mucho misterio, pues para todos los helados y sorbetes de fruta congelada es básicamente la misma.

sorbete-pina-colada-01

Nos ayudamos de un robot de cocina o de un procesador de alimentos y echamos la piña troceada y congelada, el azúcar,  la leche de coco -el sorbete quedará más cremoso si la leche de coco está fría y solidificada- y el ron (o la leche si queremos que sea sin alcohol).

Y trituramos, primero con unos golpes de turbo para romper los trozos de fruta congelada y después a velocidad media hasta conseguir una mezcla homogénea y ligeramente aireada.

Cuando esté lista, probamos, rectificamos de azúcar si fuese necesario y servimos inmediatamente.

Resultado

Pocos ingredientes y poco tiempo es lo que hace falta para tener listo este sorbete de piña colada que puede ser una merienda deliciosa tanto para niños como para mayores en cualquier tarde de verano.  Eso sí, si optáis por el alcohol, que sea cuando no vayáis a conducir después.