bizcocho de limón glaseado

bizcocho de limón glaseado

Postres

Bizcocho de limón glaseado

A mi me van los pequeños placeres. Levantarme un domingo, no tener que madrugar y poder desayunar un trozo de un buen bizcocho es sencillamente un momento de felicidad absoluto para mi.  Me encantan los bizcochos, de cualquier sabor y de cualquier tipo, aunque tengo predilección por los clasicazos como este que os traigo hoy.

Ingredientes – 250 gr. de azúcar (también puedes usar edulcorante, pero ojo a las equivalencias) – 3 huevos a temperatura ambiente – 100 gramos de mantequilla o margarina en pomada (a temperatura ambiente) – 1 limón (necesitaremos por una parte la ralladura de la piel y por otro lado el zumo) – 1 yogur natural – 250 gr. de harina – 1 sobre de levadura química (de tipo Royal) – 1 pellizco de sal

  • Para la glasa:
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de agua
  • 50 gr. de azúcar glass

Esponjoso, jugoso y delicioso. Yo que tú no perdía ni un minuto en prepararlo.

bizcocho de limón glaseado

bizcocho de limón glaseado

Preparación
Lo primero que haremos será poner el horno a precalentar a 180º

Lo siguiente, será rallar la piel del limón y reservarla. Tampoco es necesario que lo ralles todo todo, de hecho debes tener cuidado de no pasarte y no llegar a la parte blanca, ya que amarga bastante y puede echar por tierra el sabor del bizcocho, así que cuidado con eso.

Una vez que hayas terminado, exprime el limón y reserva su zumo. Acuérdate de guardar 2 cucharaditas para el glaseado

Por otro lado, en un bol grande bate los huevos con el azúcar, la margarina o mantequilla y el yogur. Cuando tengas esta mezcla, añádele el zumo de limón y la ralladura de antes y mézclalo todo.

En otro bol, haz una mezcla de la harina, la pizca de sal y la levadura. Si además de la mezcla, tamizas la harina, eso ya es de nota.

Por último, añade al bol con los huevos, la mantequilla y el limón, la mezcla de harina, sal y levadura, pero SIN BATIR, sólo mezclando despacito con movimientos suaves (lo mejor para esto es utilizar una espátula o lengua de silicona)

Vierte la masa sobre un molde que previamente habrás tenido que engrasar y hornea durante unos 30 minutos a 180º (si vieras que se tuesta demasiado, a partir del minuto 20 puedes taparlo con un poco de papel de aluminio)

Cuando esté hecho, deja enfriar sobre una rejilla y una vez frío podrás decorar con la glasa (aunque esto es opcional, porque el bizcocho tal cual ya está buenísimo)

Para hacer la glasa, sólo necesitas mezclar las cucharaditas de limón y agua junto con el azúcar glass. Puedes hacerlo en un pequeño cuenco con una cucharilla. Después, símplemente lo viertes por encima.

Resultado
Un bizcocho esponjoso y jugoso, como mojadito. Y la glasa le da un toque fresquito, todo junto hacen uno de los mejores bizcochos del mundo mundial (está mal que yo lo diga, pero es lo que hay :P)

Tiempo: 10 minutos + 30 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: 2