Hay miles de recetas para preparar sushi, plato archiconocido de la gastronomía nipona. Las combinaciones son tantas como permite la creatividad humana.

Ingredientes

Para el arroz de sushi

  • Arroz para sushi, 300 g
  • Vinagre de arroz, 5 cdas.
  • Azúcar, 1 cda.
  • Sal, 1 cdta.

Para los makis y nigiris

  • Salmón, 110 g
  • Atún, 160 g
  • Alga nori, 3
  • Aguacate, 1/2
  • Pepino, 1/2
  • Queso crema, 30 g
  • Huevos, 2 (tamaño M, para tortilla francesa fina)
  • Sésamo, al gusto
  • Jengibre encurtido, al gusto

En esta ocasión, os enseñamos una receta de sushi rápida, deliciosa y muy respetuosa con la preparación original. Preparar sushi casero nunca ha sido tan fácil.

01: Lavar y aclarar el arroz de sushi

Podéis colocar la medida de arroz en un colador y lavarlo bajo el grifo con agua fría. Para mayor comodidad en la grabación, nosotros lo hemos colocado en un bol.

Si empleamos un bol, aclaramos y repetimos hasta que el agua se transparente.

02: Cocer el arroz de sushi y reposar

Introducimos el arroz de sushi en una olla. Debe estar bien escurrido. Añadimos dos medidas de agua por una de arroz. Hemos usado un cazo lleno de arroz (300 g), por lo que nuestra medida de agua será dos veces ese cazo.

Tapamos la olla y cocinamos a fuego o potencia media-baja entre 14-17 min., según fabricante. Nuestra olla es de hierro y compatible con inducción, por lo que rompe a hervir a toda velocidad y esos tiempos son adecuados.

Si usáis gas o vitrocerámica, emplead fuego/potencia alta 3 minutos hasta que rompa a hervir. Luego, bajáis a medio-bajo durante 12-14 minutos.

Cocido el arroz, dejamos reposar 5-10 min.

03: Preparar y añadir condimento 

Mientras el arroz reposa, añadimos 5 cdas. de vinagre de arroz en un vaso. Agregamos 1 cda. de azúcar y 1 cdta. de sal. Removemos.

Para facilitar esta mezcla, calentamos el vinagre de arroz 20 segundos en el microondas o en un cazo.

Retomamos el arroz. Agregamos el condimento de vinagre sobre el arroz y removemos. La técnica original y correcta es que mientras mezclamos este condimento, abanicamos al mismo tiempo para bajar la temperatura del arroz.

Debe quedar a temperatura ambiente antes de saltar al siguiente paso. Recordad que es un paso importante para manipular fácilmente el arroz de sushi.

04: Preparar todos los ingredientes

Cortad y organizad todo cuanto vayáis a utilizar. En nuestro caso: alga nori, atún, salmón, queso crema, pepino, tortilla francesa (a tiras), aguacate, ajonjolí y salsa agridulce.

Muy, muy importante: forrad la esterilla de bambú con film transparente de cocina. Así, evitaremos que el grano se atasque entre las guías de bambú y también que se ensucie. ¡Que no se os olvide como a nosotros!

Por último, tened a mano un cuenco o bol con agua para humedeceros las manos. De este modo, no se os pegará el arroz.

05: Preparar los makis y nigiris

Hemos hecho dos variedades de maki y unas nigiri.

Para los makis de atún, colocamos un alga nori sobre la esterilla. Agregamos el arroz por toda la superficie. Colocamos el filete de atún, lo marcamos con salsa agridulce, añadimos el pepino y terminamos con el aguacate. Listo para enrollar.

Para los makis tipo california, colocamos 1/2 alga nori sobre la esterilla. Agregamos el arroz igual que antes. Espolvoreamos ajonjolí por encima. Ahora, le damos la vuelta. Sobre esta cara limpia de alga nori, untamos queso crema. Añadimos el filete de salmón y la tira de tortilla francesa. Listo para enrollar.

Para los nigiris, solo tenemos que hacer una bola con forma de croqueta. Colocamos un filete de atún o de salmón por encima. Listo.

06: Servir

Mojamos la hoja del cuchillo para que corte adecuadamente el alga nori. Fileteamos los rollos. Colocamos las piezas sobre una bandeja o sobre una superficie de pizarra.

Servimos salsa de soja en un cuenco, wasabi y jengibre. El sushi casero está listo.

Resultados

Vamos a repasar qué errores son frecuentes y cómo subsanarlos. Con las prisas, como nosotros al grabar la receta, se nos pueden olvidar gestos de importancia.

Lo primero de todo es confesar lo divertidísimo que es preparar sushi. Parece una odisea culinaria por la cantidad de pasos, pero no lo es. Siguiendo esta receta, solo necesitamos las dos habilidades gastronómicas por antonomasia: cariño y práctica.

Es importante valorar que el sushi, como sucede con muchas otras recetas de arraigo a una cultura, puede ser tan complejo, medido y exigente como la pasta a la carbonara "original"o la "auténtica" paella valenciana.

Lo que os proponemos en esta receta es tratar el producto con un mínimo de respeto a su forma tradicional. El objetivo es hacer algo accesible y casero para todos los públicos.

Como os hemos apuntado, hay detalles capitales. Abanicar el arroz mientras lo mezclamos con el condimento de vinagre es uno de ellos.

Este método tiene como finalidad enfriar el arroz hasta temperatura ambiente. Si os saltáis el paso entre prisas, podemos seguir utilizándolo una vez se enfría durante 15 minutos.

No obstante, la idea es acelerar el proceso y que el arroz no se seque o quede muy pastoso al prolongar el tiempo entre regarlo con el vinagre y manipularlo sobre el alga nori.

¿Más cosas? Si se os repite el pepino crudo, es muy posible que se deba a las semillas. Probad a retirarlas, ya que suponen la parte más indigesta.

Si os encanta el sushi, un consejo: comprad el wasabi en formato molido. El wasabi no es otra cosa que el tallo rallado de un rábano picante con el mismo nombre. La pasta que conseguimos en la mayoría de los supermercados es muy pobre de sabor.

Si conseguimos un bote de wasabi en polvo en tiendas especializas —muchas veces, en tiendas de alimentación china—, potenciaremos el sabor. Además, nos permite diluirlo en la cantidad de agua que nos interese, consiguiendo una pasta más sólida o cremosa.

Por último, si realmente tenéis prisa y el presupuesto es reducido, el salmón ahumado envasado os puede sacar de un apuro. Si por el contrario, queréis subir la calidad del producto, pedid en pescadería un filete de atún y otro de salmón para sushi.

En nuestro caso, nos han tratado de lujo, han limpiado las piezas correctamente y nos lo han dejado listo para manipular los cortes en casa. 

El universo del sushi, siempre cambiante. Un concepto tradicional, tratado con técnicas e ingredientes cada vez más atrevidos. Ya no tenéis excusa: disfrutad de esta riquísima receta de sushi casero.

¡Uníos al séquito del sushi!