Muchas veces cuando comemos pasta, solemos repetir receta para no complicarnos la vida. Pero no porque el hacer sea complicado, sino más bien el pensar cómo hacer el plato de pasta de ese día. Pues hoy os traemos una receta muy rica y diferente, que se puede hacer con cualquier tipo de pasta, pero que yo he preferido hacer de esta manera: Rigattoni con salsa de queso azul y espinaca, que os va a encantar, ya veréis.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 300 gramos de Rigattoni
  • 100 gramos de espinacas
  • 80 gramos de queso azul
  • 75 ml de nata para cocinar

Noticias relacionadas

Preparación

Como comprenderéis no tiene mayor dificultad. Lo primero es cocer la pasta, y es preferible que esté al dente, así que, ojo avizor. Mientras empieza el agua a entrar en ebullición nos da tiempo a cocer las espinacas, para lo que tendremos que poner otra olla con bastante agua y una pizca de sal y también llevamos a ebullición.

Utilizamos estos entretiempos para partir el queso en trocitos pequeños, para una mayor velocidad a la hora de fundirse para la salsa final. Las espinacas basta que estén unos 7 minutos cociendo aproximadamente, y la pasta 5 minutos. Así que escurrimos primero la pasta y reservamos. Escurrimos ahora las espinacas y reservamos también.

Ponemos una sartén a calentar y ponemos la nata en ella, que esté a fuego medio, que si no, se quema por los bordes. Vamos añadiendo los trozos de queso azul y removemos con una cuchara para facilitar la mezcla. Cuando veamos que es una salsa uniforme, añadimos las espinacas, y removemos con fuerza. Apagamos el fuego tras dos minutos con las espinacas en la salsa y listo.

Ahora ya sólo nos queda emplatar para poder disfrutar de esta auténtica maravilla de sabor. Que aproveche.

Resultado

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 3/5

Precio: 4€