Macarrones con queso en taza

Macarrones con queso en taza

Microondas

Macarrones con queso en taza, receta para microondas

Receta facilísima con explicación detallada paso a paso con fotografías para preparar unos macarrones con queso en taza usando solo el microondas.

Preparación: 1 min  Cocción: 7 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 1   Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Macarrones, 50 g
  • Caldo de pollo, verduras o agua con sal, 120 ml
  • Leche, 40 ml
  • Queso Cheddar rallado, 50 g
  • Cebollino fresco, opcional
  • Cayena molida, opcional

Si a Arquímedes le hubiese tocado vivir en este siglo, estoy segura de que en vez de decir aquello de “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” habría dicho algo como “dadme una taza grande y un microondas y me comeré el mundo”, porque hay que ver la de cosas ricas que se pueden hacer en el microondas y manchando solo el plato o la taza que vamos a usar para comer. Ya hemos hecho bizcochos de chocolate y de café, hemos hecho tortillas francesas y hoy os enseñamos a preparar unos macarrones con queso en taza que van a ir directos a vuestra lista de recetas pendientes de probar.

Estos macarrones con queso en taza son una de esas recetas perfectas para cuando tienes que cocinar para ti solo, o para aquellos que no han cocinado nunca en su vida o para cuando quieres hacerte caliente para salir del paso y no quieres ensuciar nada en la cocina.

Preparación de los macarrones con queso en taza

  1. En una taza grande o bol ponemos los macarrones con el líquido (caldo de pollo, de verduras, o agua con un poco de sal) y calentamos en el microondas a 800 W en tandas de 2 minutos y removemos entre tanda y tanda. Es importante que la taza sea grande para que no desborde el líquido, pero si eso ocurre, lo único que tenemos que hacer es añadir una o dos cucharadas más de líquido. Lo normal es que con 6 minutos en total, los macarrones estén al dente y sin líquido, si están duros y se han quedado sin líquido, añadimos un par de cucharadas y calentamos de nuevo, pero ahora en tandas de 1 minuto hasta que estén cocinados. Si por el contrario, están al dente pero aún queda líquido, podemos retirarlo si queremos la salsa espesa o dejarlo si la queremos más ligera.
  2. En ese momento, añadimos el queso rallado y la leche, mezclamos todo bien y calentamos 1 minuto más a 800 W.
  3. Podemos servir con un poco de cebollino picado y cayena molida.

Resultado

Estos macarrones con queso en taza no solo son fáciles, rápidos y limpios, es que además están infinitamente más buenos que cualquiera de esos sobres con preparados de pasta y polvos para hacer recetas similares.

También es una receta que me gusta porque es perfecta para que esos peques que ya están a punto de entrar en la adolescencia se puedan preparar algo ellos solos y vean que la comida casera también puede ser rápìda y fácil.

Si queremos intensificar aún más el sabor a queso, se puede añadir al final una cucharada de Parmesano o Grana Padano en polvo, pero eso ya para gustos.

Cuando hagáis estos macarrones con queso en taza ya nos contaréis el resultado, porque estoy segura de que es una receta con la que repetiréis.