El cordero es una carne llena de sabor. Se presta especialmente bien para ollas de cocción lenta, ya que la carne queda deshilachada al tacto del tenedor. Nuestra receta de hoy es muy similar a la de un tajín tradicional de cordero. El tajín de cordero es un plato célebre de la gastronomía en los países del norte de África. En especial, se asocia a países como Marruecos, Túnez y Argelia.

Ingredientes para Cordero al curry en olla lenta

  • Cordero cortado a trozos, 700 g
  • Caldo de carne, 200 ml
  • Ciruelas pasas, 200 g
  • Almendras crudas, 100 g
  • Cebolla, 1/2
  • Ajo, 1 diente
  • Ras el hanout, 1 cdta
  • Canela, 1 cdta
  • Curry, 1 cdta
  • Cúrcuma, 1 cdta
  • Jengibre fresco rallado, 1 cda
  • Cilantro fresco, 1 ramita
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Para el arroz basmati

  • Arroz basmati, 1 vaso
  • Agua, 1 vaso + 1/3 del mismo vaso con el que hemos medido el arroz
  • Cardamomo, 2 semillas
  • Clavos de olor, 3
  • Cúrcuma, 1 cdta
  • Sal, al gusto

Para las lentejas salteadas

  • Lentejas cocidas, 250 g
  • Ajo, 1/2 diente
  • Pimentón ahumado, 1 cdta
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto

Cómo preparar el cordero al curry

1: Salpimentar y enharinar

2: Marcar cordero, pochar cebolla y reservar

Calentamos una sartén o cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, doramos la carne por ambas caras. No tenemos que cocinarlo, solo marcarlo por ambos lados hasta que tenga un color pardo. Reservamos el cordero cuando esté listo. Seguidamente, pochamos la cebolla en el mismo aceite que hemos usado para dorar la carne. De este modo, aprovechamos los jugos segregados por el cordero. Añadimos también el ajo y el jengibre picados hasta que todos los ingredientes saquen sus colores.

3: Mezclar todo en la olla de cocción lenta

Colocamos a mano todo lo que hemos ido reservando. Preparamos la olla de cocción lenta y agregamos la cebolla, el ajo y el jengibre. En segundo lugar, apilamos todas las piezas de cordero y vertemos todas las especias. Añadimos un chorrito de caldo hasta que cubra. Este caldo puede ser de verduras o de pollo, según gustos. Por último, agregamos las ciruelas y removemos todo hasta que todos los ingredientes se hayan abrazado a los jugos, sabores y colores. Cuando lo tengamos todo bien mezclado, tapamos la olla y lo dejamos en temperatura baja 8 horas. 

Cómo hacer arroz basmati

1: Mezclar en un cazo, hervir y reservar

En el vasto reino de los arroces, la clave son siempre las medidas. Pura matemática. Según el tipo de arroz, tendréis que mirar en el paquete qué tipo de cocción se recomienda. Para este arroz basmati, nuestras medidas son un vaso de arroz, luego echaremos ese mismo vaso lleno de agua, + 1/3 del mismo vaso.

En esta receta, hemos echado primero el arroz en crudo en el cazo y hemos añadido el carcamomo, los clavos, la cúrcuma y la sal. Acto seguido, añadimos las cantidades recomendadas de agua, removemos todo bien y tapamos el cazo. Es muy importante que lo dejemos cocer durante tres minutos a alta temperatura, para luego bajarlo a media-baja durante 12. ¡No podemos quitar la tapa en todo este proceso! De lo contrario, fastidiaremos la cocción.

Pasado este tiempo, retiramos la tapa y nos dejamos embriagar por ese primer golpe de vapor con especias.

Cómo hacer las lentejas salteadas

1: Sofreír ajos y echar lentejas

Esta parte ocupa lo mismo que su título: fácil y sin complicaciones. Calentamos una sartén con un poco de aceite de oliva. A fuego medi,o salteamos el ajo picado. Nada más tengan color tostado, añadimos las lentejas cocidas de bote y el pimentón. Salpimentamos. Rehogamos durante 2 minutos y reservamos.

 3: Servir

Ponemos el arroz, las lentejas y la olla de cocción lenta a mano. Servimos en el plato todas las partes. Una abundante ración de cordero, el arroz a un lado y las lentejas en el espacio que nos queda. Nosotros le hemos puesto unas hojas de cilantro fresco por encima y unas almendras tostadas para empacar bien todos los sabores.

Notas

El tajín o tajine es el nombre del recipiente de barro cocido en el que se cocina y presenta la comida. Este curioso recipiente está formado por un plato y una tapa de forma cónica para conservar el calor. En esta ocasión, hemos sustituido el tajín por la olla de cocción lenta o slow cooker  y hemos añadido como acompañamiento arroz basmati y lentejas rehogadas.

El cordero es una de las carnes de animal domesticado más antiguas que se conocen. Los hallazgos de consumo ovino en el Medio Oriente se remontan hasta 9.000 años a.C. En todas las culturas habidas y por haber, el cordero tiene una connotación positiva, relacionada en muchos casos con la pureza o lo divino. Es un producto que destaca por la potencia de su sabor, su consistencia y sus posibilidades gastronómicas: admite un rango de preparados muy generoso, así como especiados.

Esta receta se dona con especial facilidad a la cocción lenta. Podemos preparar la mezcla de cordero una noche, antes de acostarnos. Dejamos la olla trabajando silenciosamente mientras dormimos. Por la mañana, apagamos la olla de cocción lenta y dejamos que los sabores reposen. Cuando queramos comer, basta con calentarlo 15 minutos antes en modo “alto”. La combinación de leguminosas, arroz basmati y la salsa que ha filtrado al cordero ofrecen un abanico de sabores espectacular. Una manera sencilla de imitar el tajín de cordero y disfrutar de todo el sabor que ofrece esta carne milenaria.