Preparación:  ∼ 2 h  Dificultad: fácil  Raciones: 6-8  Coste: medio

Ingredientes

  • Cochinillo de unos 3 kg (limpio)
  • Aceite de oliva o manteca de cerdo
  • Sal gorda
  • Hierbas aromáticas (ajo, laurel, tomillo, romero,…)

Noticias relacionadas

La receta que estabais esperando, o acaso pensabais que este año nos íbamos a olvidar de preparar el cochinillo asado para Nochebuena. Porque sabemos que a algunos de vosotros aún os cuesta pillarle el punto, vamos a ver si este año, de una vez por todas conseguimos aclarar todas las dudas, para que a todos os quede un cochinillo perfecto, con la carne tierna y jugosa y la piel crujiente como una galleta.

Cómo hacer cochinillo asado para Nochebuena

1: Elegir el cochinillo

cochinillo-asado-01

Parece una obviedad, pero el éxito de la receta empieza eligiendo un cochinillo que sea realmente un cochinillo, es decir, un “bebé cerdito” que solo se ha alimentado de leche y para ello no debe pesar más de unos 4-4,5 kg entero, que limpio se quedaría en unos 3 kg. Si es más grande, ya será un “cerdito adolescente” que habrá comido más cosas, por lo que el sabor de la carne cambia y ya no es lo mismo, además de que podría no caber en nuestro horno.

Para hacer el cochinillo asado de Nochebuena, o bien le pedimos al carnicero que nos lo abra en canal -por el vientre- y nos lo limpie, o podemos comprarlo ya limpio en el mercado o algún supermercado.

2: Preparar el cochinillo para asar

Salamos el cochinillo con sal gorda por dentro y por fuera.

En una fuente honda ponemos un par de dedos de agua, añadimos hierbas aromáticas como hojas de laurel, unos cuantos dientes de ajo aplastados y unas ramas de romero.

Colocamos una rejilla metálica sobre la fuente y sobre ella nuestro cochinillo con la piel hacia abajo, teniendo cuidado de que el cochinillo no toque el agua.

Precalentamos el horno a 160ºC.

3: Asar el cochinillo en el horno de casa

cochinillo-asado-05

Con el horno a 160ºC introducimos el cochinillo con la piel hacia abajo sobre la rejilla tal como hemos indicado en el apartado anterior.  Lo dejamos que se ase durante 45 minutos o hasta que comprobemos que la carne se ha vuelto de un color blanco brillante.

Sacamos del horno y, con cuidado, le damos la vuelta a nuestro cochinillo para colocarlo con la piel hacia arriba, volvemos a meterlo en el horno a 160ºC y horneamos durante otros 45 minutos. Durante esta fase, nos toca estar pendientes para regarlo con el jugo de la bandeja cada 15 minutos para evitar que se reseque.

Pasado ese tiempo, subimos la temperatura hasta los 190ºC, pinchamos la piel por varios sitios y lo dejamos durante otros 20 minutos para que se tueste la piel y quede crujiente. Durante este tiempo debemos vigilar a menudo para que no se queme.

4: Toque final

cochinillo-horno-02

Podemos servir el cochinillo tal cual con unas patatas fritas y ensalada, o acompañarlo de una salsa hecha a partir de los jugos que quedan en la bandeja, para ello los colamos, los pasamos a un cazo, añadimos una cucharada de mantequilla y los ponemos al fuego para que se reduzcan hasta tener una salsa consistente.

Cochinillo asado para Nochebuena perfecto

cochinillo-horno-03

El objetivo es conseguir una carne tan tierna y jugosa que no haga falta un cuchillo para cortarla y una piel tan crujiente como una galleta y separada de la carne, por eso es importante dar algunos pinchazos en la misma para que pueda circular el aire y no se formen bolsas de líquido bajo la piel que acabarían cociéndola.

Como veis, no es difícil conseguirlo.