Carne

Pechugas de pollo Hasselback, receta paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos que hay que seguir para preparar unas Pechugas de pollo Hasselback.

¿Os acordáis de las patatas Hasselback? Seguro que sí. Pues ahora imaginaros unas pechugas de pollo Hasselback, cortadas en filetitos y en cada corte un trozo de queso y otro de bacon, hechas al horno en una salsita. ¿Estáis salivando ya?

Ingredientes

  • Pechugas de pollo, 2 (*)
  • Cebollas, 1 y ½
  • Bacon, 6 lonchas (**)
  • Queso tierno, 6 lonchas
  • Nata o bechamel, 150 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal
  • Pimienta
  • (*) Enteras y limpias de piel, huesos y cualquier grasilla visible.
  • (**) Cuanto  más finas mejor, pues lo que nos interesa es que suelten su aroma no una tonelada de grasa.

Por si fuera poco, las pechugas de pollo Hasselback son sencillísimas de preparar y muy vistosas por lo que nos valen tanto para un día de diario que tengamos un pelín más de tiempo como para la comida de un festivo. Si tenéis invitados, tened por seguro que os pedirán la receta.

Preparación de las Pechugas de pollo Hasselback

  1. Encendemos el horno a 210ºC para que se vaya precalentando.
  2. Pelamos y cortamos las cebollas en aros muy finos. Si queremos que quede entera, la ponemos directamente sobre una fuente de horno, la salpimentamos y la regamos con el aceite de oliva virgen extra formando una cama para las pechugas de pollo. Si queremos que quede muy melosa y casi deshecha, debemos sofreírla antes en una sartén hasta que esté transparente.
  3. Cortamos las pechugas de pollo en filetes sin llegar a la base, tal como veis en las fotos de la galería. Debe quedar como si fuera un libro cuyas hojas serán los filetitos que hemos cortado. Salamos al gusto por encima y entre los cortes. Yo he hecho seis cortes, pero se pueden hacer más cortes para poder meter más relleno -hay que tenerlo en cuenta y disponer de más lonchas dde bacon y queso-.
  4. En cada corte colocamos media loncha de queso y encima, media de bacon.
  5. Colocamos las pechugas con el bacon y el queso sobre la cama de cebolla y llevamos al horno precalentado a 210ºC durante 30-40 minutos dependiendo del tamaño de las pechugas – para cocinar las pechugas de un pollo de unos 2 kg con 30 minutos será suficiente, estas que son de un pollo de 3 kilos, necesitaron 40; si es un pollo muy pequeño con 25 sería suficiente-. Para que no haya fallos, cuando nos acerquemos a los 30 minutos comprobamos cómo va la cocción y ya sabremos si hace falta más tiempo o no.
  6. Cuando las pechugas de pollo estén cocinadas, regamos con la nata o la bechamel y metemos en el horno durante 5 minutos más bajando la temperatura a 190ºC.
  7. Servimos con una buena ensalada o con lo que más nos guste.

Resultado

Esta receta de pechugas de pollo Hasselback es de los asados de pechuga de pollo más jugosos que hemos probado en casa y es perfecto para principiantes porque no hace falta ninguna habilidad para colocar el relleno y no es necesario bridar la carne, por lo que el tiempo que tenemos que trabajar nosotros es mínimo. Se hace casi todo solo en el horno.

Estamos ansiosos por ver fotos de vuestras pechugas de pollo Hasselback :-p