Carne

Macarrones gratinados con pollo y queso San Simón

Receta fácil con explicación detallada paso a paso con fotografías para preparar unos macarrones gratinados con pollo y queso San Simón.

Después de que ayer os hiciésemos trabajar un poco más que de costumbre con una receta para días sin prisas como es la de los semlor, hoy volvemos a la carga con otra idea de receta socorrida para el día a día con ingredientes que casi nunca faltan en la cesta de la compra de casi todos vosotros. Unos macarrones gratinados con pollo que no pueden ser más sencillos ni estar más ricos.

Ingredientes

  • Pechuga de pollo, 350 g
  • Puerros, 2
  • Tomates, 2 (*)
  • Kétchup, 4 cucharadas soperas (*)
  • Queso San Simón da Costa, 100 g
  • Queso parmesano, 30 g
  • Nata, 120 ml
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas

Porque a estas alturas ya sabemos que la pasta está buena con casi todo, le gusta a casi todo el mundo y estoy convencida de que mucha mucha gente cuando intenta pensar en algo rico y barato, piensa en preparar pasta. Así que hoy os proponemos unos macarrones gratinados con pollo y queso San Simón da Costa, un queso gallego ahumado que se hace con leche de vaca y que le da un toque genial a las salsas.

Preparación de los Macarrones gratinados con pollo y queso San Simón

  1. Lavamos los puerros, los cortamos en rodajas finas y los sofreímos en una sartén a fuego medio-alto (7/12) removiendo de vez en cuando hasta que veamos que están tiernos.
  2. Mientras tanto troceamos el pollo en trozos de bocado y los salpimentamos al gusto.
  3. Cuando el puerro empiece  a estar blandito añadimos el pollo para que se dore por todas partes.
  4. Pelamos los tomates y los rallamos o los cortamos en trozos muy pequeños y, cuando el pollo esté dorado, los añadimos al sofrito. Añadimos una pizca de sal y dejamos que se fría el tomate sin bajar el fuego durante unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.
  5. Añadimos el kétchup, mezclamos y bajamos el fuego (3/12) para que termine de hacerse la salsa mientras cocemos los macarrones siguiendo las instrucciones del fabricante.
  6. Precalentamos el grill del horno a 250ºC.
  7. En un bol, rallamos los quesos, los mezclamos con la nata y los reservamos.
  8. Cuando esté lista la pasta, la escurrimos, la mezclamos con la salsa, la ponemos en una fuente apta para horno, la cubrimos con la mezcla de queso y la gratinamos durante unos 5-7 minutos hasta que los quesos se hayan fundido y se haya formado una costra dorada.
  9. Servimos inmediatamente.

Resultado

Estos macarrones gratinados con pollo y queso son una buena idea para variar un poco la típica pasta con salsa boloñesa y un ejemplo de cómo nos podemos apañar en la cocina cuando nos faltan ingredientes, que no hay salsa de tomate casera, se puede usar tomate natural y un poco de kétchup, que no tenemos cebolla, se pueden usar puerros.

Y ahora, ¿os apetece un platito de macarrones gratinados con pollo y queso San Simón?