Preparación: 10 min    Marinado: 1 h      Dificultad: 1/5    Unidades: 12    Coste: 3 €

Ingredientes

  • Tofu duro, 250 g
  • Leche de soja, 100 ml
  • Pasta de curry verde, 1 cucharada sopera (*)
  • Salsa de soja, 2 cucharadas (*)
  • Harina de trigo, 2 cucharadas
  • Pan rallado grueso, cantidad necesaria para rebozar los bocaditos
  • Aceite para freír (**)
  • Salsas para acompañar (***)
  • (*) Puede ser curry en polvo o las especias que más nos gusten, ajo en polvo, pimienta. Si no ponemos salsa de soja, hemos de añadir un poco de sal.
  • (**) Se pueden freír en el aceite que uséis normalmente para frituras, pero el rebozado queda menos grasiento y mucho más dorado y crujiente si se fríen en aceite de oliva virgen o virgen extra.
  • (***) Yo los he servido con hummus de soja y cebolla caramelizada, pero se pueden acompañar de zanahoria confitada, mayonesa o lactonesa casera.

Noticias relacionadas

Lo sé, algunos estáis leyendo tofu crujiente y estáis poniendo cara rara. Si ese es el caso, olvidad cualquier experiencia previa que hayáis tenido con este ingrediente y dadle otra oportunidad porque no os vais a arrepentir. Que a nosotros también nos ha pasado, y de hecho ya hace algún tiempo que mi compañero Danny nos habló largo y tendido acerca del tofu y en esa ocasión ya nos contaba lo habitual que es decidir que no nos gusta después de probarlo por primera vez tal cual lo sacamos del paquete porque casi no sabe a nada.

Y lo de que no sepa a nada nos permite darle nosotros los sabores que queramos con nuestros adobos y especias favoritos, como para preparar estos bocaditos de tofu crujiente con un rebozado lleno de sabor que ni siquiera lleva huevo que solos están buenísimos. pero que si los acompañáis con alguna salsa o crema como en esta ocasión, que los hemos utilizado como base para unos canapés de hummus de soja y cebolla caramelizada, serán un bocado digno de recordar.

Preparación de Tofu crujiente con hummus y cebolla caramelizada

  1. En una fuente mezclamos la leche de soja con el curry y la salsa de soja y batimos hasta que esté todo bien mezclado.
  2. Cortamos el tofu en trozos de unos 3 cm de lado y la mitad de alto tal como veis en las fotos.
  3. Los sumergimos en la mezcla anterior, los tapamos con film y los dejamos reposar como mínimo una hora en la nevera.
  4. Cuando vayamos a freírlos,  ponemos en un bol la harina de trigo y vamos añadiendo poco a poco el líquido de marinado y mezclando hasta obtener una papilla que tenga una consistencia como de yogur batido.
  5. Ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen a fuego alto (9/12) -un truco cuando necesitamos freír algo sumergido en aceite pero no queremos que nos salpique toda la cocina y no queremos gastar una gran cantidad de aceite es freír en un cazo pequeño en vez de en una sartén, así nos evitaremos salpicaduras por toda la encimera-.
  6. Pasamos los trozos de tofu por la papilla que hemos hecho con la marinada (hará las funciones del huevo ayudando a que el pan rallado se quede pegado), después por el pan rallado y a continuación los freímos por ambos lados hasta que tengan un bonito color dorado.
  7. Cuando estén dorados los retiramos a un papel absorbente para que escurran el posible exceso de aceite.
  8. Servimos calientes acompañados de la salsa elegida.

Resultado

Tratándose de una fritura no os voy a engañar diciendo que este tofu crujiente es un plato de dieta por mucho tofu y mucho aceite de oliva virgen que lleve, lo que sí es cierto es que, a pesar de ser un plato calórico como cualquier frito, al menos tendremos la seguridad de que no va cargado de grasas saturadas y demás elementos que nos podemos encontrar en una fritura precocinada.

También os aseguro que si lo ponéis en la mesa se lo comerán sin preguntar qué es, porque sed sinceros, viendo la foto sin leer el título, ¿os imaginábais lo que es?