9 recetas fáciles para el martes de Carnaval

9 recetas fáciles para el martes de Carnaval

Menús

Nueve recetas fáciles para el martes de Carnaval

Os proponemos una colección de recetas fáciles para Carnaval para que los disfrutes como si hubieras nacido en la mismísima Galicia.

El martes de Carnaval o Martes de Entroido es el día grande de los carnavales gallegos, unos carnavales que no serán mundialmente conocidos por sus comparsas, pese a que algunos de ellos como los de Verín y Xinzo de Limia estén reconocidos como de Interés Turístico Nacional, pero que, como sucede siempre que se trata de una fiesta en Galicia, el adjetivo gastronómica cobra gran protagonismo.

Los que os hayáis acercado alguna vez a Galicia por estas fechas ya sabréis de lo que hablo, los que no, enseguida lo vais a ver y os recomiendo que lo apuntéis en vuestra lista de sitios a visitar alguna vez en la vida.

Recetas fáciles para Carnaval

El martes de Carnaval en Galicia hay mucha fiesta, tanta como en la noche de San Juan. Fiesta en la calle desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada, si llueve, algo bastante frecuente en Galicia por estas fechas, suele estar preparado un plan B para que se celebre en algún polideportivo o similar a cubierto. Pero perdernos la fiesta, jamás. Hay que disfrazarse, de lo que sea, pues vale todo, desde los disfraces más elaborados hasta envolverte en una sábana vieja y ponerte una careta.

Pero si hay un sitio para celebrar la fiestas gallegas ese es, sin duda, la mesa. Empanadas, caldo, lacón, pulpo, vino, filloas, orejas, bollas de patrón, bizcochones, café de pota y licor café. Comida típica de día de fiesta en invierno.

Empanada gallega

Famosa en toda España, la receta de la empanada gallega daría para hacer una tesis. Es casi imposible encontrar dos sitios donde hagan la masa igual, pero si son artesanas, lo mejor es que prácticamente todas están buenísimas.

Mejillones en salsa

No es que sean una especialidad carnavalera, pero tanto los mejillones en salsa como las almejas, no suelen faltar en ninguna mesa de fiesta gallega. Eso sí, acompañados siempre de buen pan para no desperdiciar ni una gota de la salsa.

Pulpo a la mugardesa

Si es temporada de pulpo y es fiesta, no tiene sentido que el pulpo no esté presente en sus versiones más populares, á feira -que es el pulpo cocido con aceite de oliva virgen extra y pimentón-, con cachelos - lo mismo pero con patatas cocidas- o en este guiso que os propongo que se conoce como pulpo a la mugardesa.

Caldo gallego

¡Qué decir del caldo gallego! Yo creo que forma parte de nuestro ADN, podríamos comer caldo a diario durante todo el invierno y no cansarnos. Antiguamente era habitual hacer ollas enormes de caldo y tomar una taza como entrante en todas las comidas, para templar en cuerpo y aún a día de hoy, hay mucha gente, sobre todo personas mayores, que mantienen la costumbre.

Lacón con grelos

Es el plato por excelencia del martes de Carnaval, un plato tan sencillo de preparar como contundente. Algo así como un cocido rápido que solo lleva 4 ingredientes, lacón, grelos, chorizos y patatas. Con el caldo que sobra puede hacerse una sopa, nosotros nos hemos hecho hasta ramen, pero lo más habitual es usar el caldo para hacer las filloas que se comerán después en el postre.

Larpeira

Fuera de Galicia es lo que se conoce como Coca de San Juan, pero aquí, si algo está rico, cualquier ocasión es buena para ponerlo en la mesa. En Galicia se conoce como larpeira que, literalmente, significa golosa. Se sacan para el postre, que en un día de fiesta suele coincidir casi con la hora de merendar.

Bizcochón

Otro clásico de fiestas gallegas en las que se reúne toda la familia es el bizcochón, que recibe ese nombre porque se hace en unos moldes de aluminio enormes, de unos 30 cm de diámetro o más. Se trata de un bizcocho que no lleva más grasa que la de los huevos y no lleva ningún tipo de lácteo ni levadura, pero aún así queda esponjosísimo. Me atrevería a decir que los gallegos, cuando pensamos en bizcocho, pensamos en ese bizcocho en particular.

Orejas de Carnaval

Finas y crujientes como si de una lámina de cristal se tratase, es uno de esos postres de sartén cuya receta es de origen incierto y de la que hay muchas variantes. Se suelen preparar solo en Carnaval, fiesta en la que su presencia es prácticamente obligatoria. En esos días llenan los escaparates de pastelerías y tiendas gourmets.

Filloas de Carnaval

El otro postre por excelencia del Carnaval gallego son las filloas que van casi siempre de la mano de las orejas. Se trata de una receta que resulta económica y que no es difícil de preparar, aunque requiere echarle tiempo sobre todo si las hace una persona sola y quiere hacer una buena cantidad. Tanto filloas como orejas pueden comprarse en muchas pastelerías y obradores varios, normalmente por encargo, pero su precio suele ser bastante elevado.

Por supuesto, en la mesa no faltarán vinos del Ribeiro, de las Rías Baixas, de Monterrei, de la Ribeira Sacra o incluso puede que haya hasta tinto de Barrantes. Con los postres, café de pota -que así llamamos aquí al café de puchero- solo o con algunas gotas de licor de hierbas, licor café o de la popular caña -aguardiente de orujo tostado-, seguramente caseros.