En los últimos años la tarta de queso se ha convertido en uno de los postres más populares en España. Pastelerías y restaurantes ofrecen sus versiones y la competencia es cada vez mayor. Aún así, entre tantas opciones, a veces surgen tartas excepcionales que conquistan el paladar de todo aquel que las prueba como está pasando con las tartas de Álex Cordobés.

Noticias relacionadas

Estamos hablando de unas tartas que no se venden en ninguna tienda física ni por internet, pero aún así, se han hecho famosas en Madrid y entre sus fans se encuentran hasta los jugadores del Real Madrid.

Son tartas que solo se pueden comprar si se encargan previamente enviando un mensaje privado por Instagram a su creador, que las prepara de forma totalmente artesanal con ingredientes de primerísima calidad como los huevos de Cobardes y Gallinas o los quesos gallegos que compra a pequeños productores gallegos para que el cliente vaya a recogerlas a Las Rozas, localidad en la que reside Álex Cordobés. Tal es la fama que han conseguido estas tartas que, según nos cuenta el propio Álex, ha recibido encargos hasta de clientes japoneses que estaban de paso en Madrid y que no es raro que venga gente de distintos puntos de la Comunidad de Madrid y de las provincias limítrofes.

La tarta de queso con chocolate Jungly, la revolución nostálgica

Si a la tarta de queso de la que más se habla en Madrid le sumamos el chocolate Jungly, un dulce cuya vuelta a los supermercados ha supuesto una revolución hasta el punto de que algunos establecimientos han impuesto un número máximo de unidades por cliente porque se agota nada más reponer el lineal, las ganas de probarla cobran dimensiones épicas.

Esta golosina, que de solo imaginarla nos hace salivar a muchos, se ha convertido en una realidad gracias a este repostero madrileño. Eso sí, se trata de una edición limitada hasta agotar las existencias de este chocolate que Álex tiene en su poder, así que hay que darse prisa para no quedarse sin ella.

Otras tartas de queso de Álex Cordobés

Como se trata de tartas de queso elaboradas de un modo totalmente artesanal y hechas por encargo de forma totalmente personalizada, el cliente puede elegir entre distintas versiones de esta tarta de queso.

Las que más triunfan, según nos ha contado este joven empresario, son la tarta clásica de queso blanco, la de queso y chocolate blanco y la de queso con una mezcla de chocolate negro y chocolate con leche. Mención especial merece la tarta de queso con trufa auténtica, una delicia gourmet con la que merece mucho la pena darse un capricho. Todas las tartas se elaboran, de momento, en un único formato que da para unas 12 raciones de tamaño generoso.

Por ahora, el cliente debe ir hasta Las Rozas a buscar su tarta, pero Álex ya está trabajando duro para montar una tienda online y ofrecer un servicio de reparto a domicilio que garantice la integridad del producto durante el transporte, pues una de sus máximas es ofrecer la máxima calidad y una tarta de queso es un producto delicado que es fácil que se dañe por el camino. Otro de los objetivos para el futuro es ofrecer sus tartas en distintos tamaños.