Puede sonar pretencioso eso de "la mejor carne del mundo", pero no es algo que nos hayamos inventado nosotros, pues así es como definió la prestigiosa revista Time a las carnes de El Capricho que sirve el restaurante Rochacho en Madrid.

Noticias relacionadas

Con el objetivo de llevar su propuesta gastronómica a todo el público madrileño, Rocacho ofrece un doble servicio de comida a domicilio y para llevar que incluye algunas de las especialidades que lo han consolidado como uno de los máximos referentes de la cocina tradicional de culto al producto en la capital, entre las que se encuentran las carnes de vaca y buey de El Capricho (el proyecto de José Gordón en León) a la parrilla de carbón, los pescados a la brasa y los arroces mediterráneos de finísima capa.

Lo mejor de la carta de Rocacho en tu casa

A la hora de diseñar estos formatos de delivery y take away, el restaurante ha escogido aquellos platos (entrantes, principales y postres) que, por la complejidad de su elaboración o lo exclusivo de sus ingredientes, son más difíciles de replicar en casa y que, al mismo tiempo, mejor admiten ser transportados. En total, la selección representa en torno a un 60% de su carta habitual de Rochacho e incluye algunos de sus platos más demandados.

Por ejemplo, entre los entrantes se pueden encontrar la ensaladilla rusa de Rochacho (hecha con mayonesa casera de AOVE de arbequina); sus jugosas croquetas de jabugo o de gamba roja; la tortilla de cecina de buey con queso de cabra; el taco de cangrejo con guacamole y kimchi o los rocachos de bacalao, cubiertos con un rebozado Orly teñido de negro con tinta de calamar emulando el carbón como seña de identidad de la casa.

Entre los platos fuertes destacan sus célebres arroces y fideuás (paella del señoret, paella verduras de temporada y pollo campero, arroz negro con sepia y alioli y fideuá de marisco), todos ellos de finísima capa y potente sabor; los pescados a la brasa (pixín del Cantábrico, lomo de merluza y lomo de bacalao) que se presentan con la ajada especial de Rocacho aparte y, muy especialmente, las carnes El Capricho que proceden de los animales que José Gordón cría y envejece en su finca de Jiménez de Jamuz (León). Estas (solomillo de vaca, solomillo de buey y chuleta de vaca de trabajo de 40 o de 90 días de maduración) son las únicas que no se cocinan previamente para disfrutar a domicilio aunque sí incluyen instrucciones precisas de cómo prepararlas en casa para extraerles el máximo potencial.

La propuesta se completa con una buena variedad de postres (tarta casera de queso con frutos rojos, torrija de pan de brioche caramelizada, taco de chocolate y tabla de quesos artesanos) y con la posibilidad de adquirir también el vino a un precio en torno a un 20% inferior que el que tienen en el establecimiento. Para llevar a casa o entregar a domicilio, el restaurante ha seleccionado una veintena de las más de 100 referencias de su bodega buscando ofrecer la mayor variedad posible en cuanto a tipo de uva, región y precio. Así, pueden encontrarse desde botellas a 20-25 € hasta auténticas joyas para darse un capricho, por encima de los 100 €.

Respetando el medioambiente

El compromiso social de Rocacho, que se traduce en el uso de materias primas procedentes de pequeños productores nacionales y respetuosos con el medioambiente, se traslada también a estos servicios a través del uso de una vajilla de caña de azúcar, un material 100% biodegradable y compostable. Por último, los clientes que deseen vivir la experiencia Rocacho al completo tienen a su disposición la amplia terraza acristalada (una de las más deliciosas del distrito de Chamartín, situada en Padre Damián, 38) y ahora, también, una nueva y descubierta a pie de calle, con mesas y sillas altas.

  • Dirección: Padre Damián, 38
  • Reservas y pedidos: 91 421 97 70, www.rocacho.com
  • Precio medio restaurante: 50 €
  • Precio  medio  delivery y take away: 40 €