Actualidad gastronómica

Impossible Whopper, la hamburguesa de Burger King que sabe a carne sin llevarla

Impossible Foods, la empresa dedicada al desarrollo de "carne" vegetal en la que Bill Gates es inversor será la encargada de elaborar el Impossible Whopper.

Burger King sirve desde ayer en 59 locales de Estados Unidos la que va a llamarse Impossible Whopper, una versión de su archifamoso Whopper pero con una hamburguesa que, pese a saber a carne y tener aspecto de carne, es completamente vegetal.

El precio es de un dólar más que la versión con auténtica carne y, si tiene el éxito que se espera, la empresa prevé llegar a comercializar esta nueva hamburguesa en más de siete mil locales a finales de año.

Impossible Burger, las hamburguesas creadas en laboratorio

Las hamburguesas elegidas por Burger King para esta nueva apuesta nada tienen que ver con las hamburguesas vegetarianas y veganas que estamos acostumbrados a ver en el supermercado, hechas a base de tofu, seitán o cereales como la avena, con muy buenas intenciones, muchas especias, en algunos casos hasta muy ricas, pero con escaso parecido con la carne a la que pretenden emular.

El nuevo Whopper sin carne incluirá las Impossible Burger de segunda generación. Y si estás empezando a pensar que el nombre te suena de algo, estás en lo cierto, porque no es la primera vez que os hablamos de la empresa que las fabrica.

Impossible Foods es una empresa pionera en la fabricación de carne artificial en laboratorio que lleva años investigando cómo recombinar distintas grasas y proteínas vegetales para obtener estructuras moleculares similares a las de la carne de origen animal que den como resultado alimentos con textura, aspecto y sabor casi idénticos a los de la carne real.

Los buenos resultados que han ido consiguiendo en las diferentes etapas de la investigación les han llevado a conseguir una financiación de más de 325 millones de dólares en 2017 gracias a la participación de varios socios capitalistas entre los que se incluye Bill Gates, el multimillonario creador de Microsoft.

Dos años después, acaban de presentar una versión mejorada de su hamburguesa imposible, optimizada para la cocción en las parrillas de los restaurantes.

Patrick Brown, CEO de Impossible Foods, ha mantenido siempre que su intención es que sus productos empiece a comercializarse en todo el mundo una vez que se hayan asentado en Estados Unidos, por lo que si la Impossible Whopper funciona será una buena señal de dicho asentamiento y es muy probable que no tengamos que esperar mucho para ver esta nueva versión en nuestro país.

Carne de laboratorio, la solución sostenible

Impossible Foods no es la única empresa trabajando en el desarrollo de no-carne. En Cocinillas también os hemos hablado de Memphis Meats, una empresa que desarrolla carne de pollo artificial y que prevé llegar a los supermercados en un futuro a medio plazo.