Actualidad gastronómica

La bebida energética que provocaba erecciones de seis horas

Cualquiera se iba a imaginar que tras la ingestión de una bebida energética en vez de sentir que el refresco le daba alas le iba a proporcionar otro tipo de subidón.

Tomarse una bebida energética no es nunca una opción que podamos calificar como saludable. Aún así, su consumo es completamente legal y se comercializan en un montón de países a lo largo de los cinco continentes.

Pero en ocasiones, las fórmulas de estos brebajes diseñados con el fin de borrar de nuestro cuerpo la sensación de cansancio y darnos la energía suficiente para hacernos creer que podríamos comernos el mundo, se acaban yendo de las manos y puede acabar sucediendo algo como lo que acaba de pasar en Zambia.

El país africano acaba de retirar del mercado una bebida energética de este tipo que se comercializaba con el nombre de Natural Power High Energy Drink SX. ¿El motivo? La bebida en cuestión estaba enriquecida con sildenafilo (uno de los principios activos de la Viagra), sustancia que en Zambia, a diferencia de otros países, solo se puede conseguir en farmacias y bajo prescripción médica.

Una bebida energética que no te da alas pero te pone como una moto

Precisamente ha sido esa sustancia presente en la bebida energética la que ha hecho que algunos usuarios hayan relatado que experimentaron erecciones que llegaron a durar hasta seis horas después de consumir la bebida.

Las autoridades han retirado la bebida del mercado mientras se esclarecen las circunstancias que han dado lugar a la presencia de esa sustancia en la bebida. Pues el sildenafilo puede tener efectos adversos si se administra sin control médico. Estos efectos no deseados van desde pérdida de audición, visión borrosa e incluso cáncer de piel.

Según informa el Daily Mail, la empresa que fabrica la bebida, Revin Zambia Ltd. no ha accedido a hacer declaraciones.

Otros riesgos del consumo de bebidas energéticas

Pese a ser muy populares, aunque no haya incidentes en su fabricación que acaben con sustancias no deseadas, las sustancias habituales en este tipo de bebidas tampoco son un dechado de virtudes, pues tal como os explicábamos en su momento cuando hablamos de ellas pueden producir hipertensión, aumento de peso e incluso lesiones cerebrales. Peligros que pueden ser aún mayores si estas bebidas se mezclan con alcohol.