Actualidad gastronómica

Cuál es el origen de la tradición de regalar cestas de navidad

En este artículo explicamos los productos que las buenas cestas de Navidad debe contener, además de contar de dónde viene esta tradición

29 noviembre, 2016 20:54

Se acerca la época navideña y, con ella, multitud de tradiciones unidas a estas fechas. Entre ellas se encuentra una muy común en las pequeñas y medianas empresas, la de regalar a los clientes y empleados una cesta de Navidad.

Se trata de una práctica muy habitual en nuestro país y es un momento muy esperado por muchos trabajadores. Sin embargo, hay que tener buen ojo con los productos que decidimos incluir en la cesta de Navidad. Y es que suele valorarse más un menor número de artículos pero de mayor calidad, que muchos productos de calidad mediocre.

Por ello, hoy nos gustaría explicar de dónde viene esta tradición, qué debe contener una buena cesta de Navidad y ofrecer algunos ejemplos de buenos lotes navideños.

El origen de las cestas de Navidad

Podemos remontarnos unos cuantos siglos para encontrar y entender el posible origen de las primeras cestas navideñas. Si viajamos hasta la época del Imperio Romano, nos encontramos con una civilización que recibía de sus patrones una cesta de mimbre con algunos alimentos, llamada sportula. Esto sucedía durante la Saturnalia, una fiesta que se celebraba en el mes de diciembre en honor a Saturno, uno de los dioses en los que creían los romanos.

Así que este puede ser el primer resquicio de los actuales aguinaldos. Pero después, no fue hasta mitad del siglo XIX cuando las administraciones públicas retomaron esta costumbre de otorgar una cesta de Navidad en ciertos departamentos. Esta práctica se extendió, años después y ya entrados en el siglo XX, a las empresas privadas. Y así hasta día de hoy.

Si bien es cierto que esta tradición arraigada en España tuvo sus momentos más bajos durante los años más intensos de esta última crisis económica, lo cierto es que parece que desde hace un par de años la costumbre ha vuelto a resurgir.

Qué incluyen las cestas de Navidad

Productos de charcutería

En la actualidad, los lotes navideños incluyen productos variados, todos ellos alimenticios. No hay ninguna ley escrita sobre lo que deben incluir, aunque a día de hoy todos sabemos valorar si un aguinaldo es de calidad y completo, o no. Suele haber una selección de productos de charcutería, entre los que no puede faltar un jamón de calidad. Dependiendo del valor  de la cesta puede incluirse una pata de jamón o una paletilla ibérica. Para cestas más económicas, se incluirá jamón serrano envasado. Además, puede haber también otros productos de charcutería como cuñas de queso o piezas de lomo, salchichón o chorizo ibéricos.

Productos dulces

¿Qué sería de la Navidad sin los dulces y los turrones? Pues lo mismo ocurre con las cestas de Navidad. Si no incluyen dulces, no están completas. Así que todas ellas suelen llevar una selección de buenos turrones y chocolates.

cestanavidad_2

cestanavidad_2

Vinos y licores

Otro de los imprescindibles de las cestas de Navidad son los vinos y licores. Ya lo anunciábamos al principio: es mejor incluir dos buenas botellas de vino, que seis botellas de un vino que no es especialmente de calidad. El cava también suele ir dentro de los lotes navideños.

Además, también suelen incluirse algunas botellas de licor, como el Whisky, en la mayoría de los casos.

Conservas, frutos secos y aceites

Los productos anteriormente mencionados pueden complementarse con latas de conservas de calidad, aceites especiales y frutos secos.

Con todo esto, tendríamos una cesta de Navidad muy completa.

Cómo elegir una cesta de Navidad

Una vez que conocemos los productos que componen una cesta de Navidad, pasamos al momento de elegir aquella que mejor nos conviene.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por un aguinaldo u otro?

Destinatario

Bien seas el gerente de una empresa que quiere tener un detalle con sus empleados, o alguien que quiere quedar bien con un cliente, debes conocer mínimamente los gustos de la persona que va a recibir la cesta de Navidad. Datos como si le gustan o no los vinos y licores, si es alérgico a algún alimento o si vive con niños en su casa, son muy importantes.

¿Imaginas ofrecer un lote navideño cuyo principal atractivo sean los vinos a una persona que no bebe nada de alcohol? ¿O incluir turrones y dulces con frutos secos a alguien que les tiene alergia? Para evitar estos contratiempos, conviene informarse antes de algunas cuestiones sobre la persona o personas que van a recibir su cesta de Navidad.

Calidad de los productos

Ya hemos mencionado que es preferible una cesta con pocos productos pero de muy buena calidad, a una cesta con muchos productos de calidad baja. Los lotes navideños son detalles voluntarios que se realizan a los empleados o clientes en una compañía, por lo que se persigue la intención de el aguinaldo guste y el destinatario lo aprecie como un gesto generoso.

Sin embargo, si el lote lo componen productos que la persona en cuestión puede adquirir fácilmente en el supermercado de debajo de su casa, el factor de la calidad desaparece y el gesto pierde importancia. Por ello, conviene que los vinos sean buenos, preferentemente de denominación de origen. Los dulces y turrones artesanales, y de marcas que garanticen una calidad excelente, y lo mismo con los embutidos. En una buena cesta los embutidos son ibéricos y si cuentan con una certificación o Indicación Geográfica Protegida (IGP), mejor.

Precio

El precio es un factor que no podemos obviar, por lo que antes de comprarla, márcate un rango de precios. Puedes mirar diferentes cestas de Navidad cuyo precio oscile el que llevas en mente, y así al mismo puedes acotar tu búsqueda.

Tamaño de los productos

Antes de comprar el lote navideño debes fijarte bien en el tamaño de los productos. Es muy común encontrar una cesta en la que se incluyan licores y vinos de excelente calidad, pero al ir a abrirla, te encuentras con mini botellas de 25 cl. Lo mismo con los embutidos, quizás percibas que son de gran calidad pero la cantidad sea mínima. En este caso, debes decidir si estás de acuerdo o no con estos tamaños y cantidades. 

Algunos ejemplos de cestas de Navidad

Los precios de las cestas son muy variados. Podemos encontrar cestas de navidad por menos de 30 euros y también podemos ver otras que superan los 2.000 euros, aunque son las menos habituales. Si alguno sois tan afortunados como para recibir una similar, no dudéis en compartirlo con todos nosotros.

Pero no nos engañemos: muy pocos tienen la suerte de estos lotes tan generosos. Así que las cestas que probablemente recibirán la mayoría de los empleados se asemejan más a las que mostramos a continuación.

Grupo Disber Cesta de Navidad 18S

18s

18s

Este lote es un aguinaldo correcto, con productos de todos los tipos que deberían estar presentes en un aguinaldo, y con una calidad buena.

Tres vinos, un cava y un licor de orujo, junto con una paleta de jamón serrano, otros embutidos, dulces y conservas, conforman una de las cestas preferidas de Navidad.

Cesta de Navidad GDGourmet

cestadenavidad

cestadenavidad

En este caso, esta cesta se caracteriza por contener únicamente productos españoles. De esta forma, además de ofrecer un detalle a un cliente o a un empleado, tenemos la oportunidad de regalar productos made in Spain, lo cual nos beneficia a todos.

Grupo Disber Cesta de Navidad 512DEL

cestanavidad200

cestanavidad200

Por algo más de 200 euros tenemos esta cesta de Navidad, muy completa y con alimentos de gran calidad. Cuenta con productos de todos los tipos: charcutería, licores, conservas y dulces.

Una gran selección de gastronomía gourmet que compone una cesta completísima.

Grupo Disber Cesta de Navidad 518MAGNU

cesta2000euros

cesta2000euros

Y para que os hagáis una idea de cómo es una de las cestas de Navidad más caras, os presentamos este lote, que supera los 2.000 euros. Incluye muchísimos productos y pesa más de 50 kilos. Dentro lleva un par de jamones completos, además de quesos y otras piezas completas de embutidos ibéricos. Por supuesto, una suculenta y completa colección de vino de calidad, los mejores turrones y dulces y una gran selección de conservas, entre las que podemos encontrar foie o pulpo.

Pero el caso que acabamos de exponer es algo extremo, ya que podemos encontrar cestas de Navidad de calidad por mucho menos dinero. Eso sí, seguro que no contienen tantos productos como la anterior.

Lo cierto es que hay casi tantas cestas de Navidad como personas, ya que pueden incluirse multitud de productos diferentes de distintas marcas, en ellas. Para los amantes del universo ecológico, pueden encontrar también lotes de Navidad ecológicos en tiendas online como Selección Natural.

Del mismo modo, hay quienes prefieren lotes de productos de un solo tipo, como aguinaldos de ibéricos o de vinos.

Además, hay establecimientos donde es muy común encontrar este tipo de cestas navideñas, y en los que podemos elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Además del Grupo Disber, del que ya hemos puesto anteriormente algún ejemplo, podemos acudir a grandes superficies como El Corte Inglés.  Las marcas Sadival o Cestas Marti son otras de las más famosas en cuanto a lotes navideños. Pero como podemos observar, hay muchas y muy variadas opciones.

Y tú, ¿has recogido ya tu cesta de Navidad?