greek-oregano

greek-oregano

Actualidad gastronómica

Beneficios del Orégano

Noticias relacionadas

El orégano es un arbusto aromático del cual usamos sus hojas como condimento. Es muy utilizado en la cocina mediterránea por su sabor y aroma, ya sean sus hojas secas o frescas, aunque las propiedades de las hojas secas son mayores.

Su nombre significa “la alegría de la montaña” y fue venerado como un símbolo de la felicidad por los antiguos griegos y romanos. En las leyendas mitológicas se dice que Afrodita fue la que plantó el primer orégano y le dio la fragancia que actualmente posee. Es nativo de las zonas del Mediterraneo donde por la influencia del clima, la estación y el suelo afectan en mayor medida a la composición del aceite esencial que contiene. Esta emparentado con la mejorana, especie procedente de Asia Menor de sabor totalmente diferente debido a que su aceite esencial carece de compuestos fenólicos, aunque algunos “cruces” poseen un sabor intermedio entre ambas especies.

Beneficios

  • Antioxidantes para el apoyo del sistema inmune. El orégano contiene timol y ácido rosmarínico que ayudan al cuerpo a disminuir los efectos de los radicales libres, responsables éstos del envejecimiento celular.
  • Antifúngico y antibacteriano. Ha sido utilizado históricamente como conservante alimenticio, también ha sido usado en preparaciones tomadas y aplicadas para combatir hongos y levaduras con resultados exitosos gracias a unos fitoquímicos (carvacol y timol) que se encuentran en los aceites esenciales del orégano. Estudios han demostrado que los aceites esenciales del orégano pueden ser útiles contra ciertas especies de candida.
  • Propiedades anti-inflamatorias. El orégano contiene beta-cariofilina, una sustancia que inhibe la inflamación y que puede ser beneficiosa para la osteoporosis y la arteriosclerosis, así como para el síndrome metabólico.
  • Útil para infecciones de las vías respiratorias. Los aceites esenciales del orégano también tienen actividad antiviral que alivian las afecciones respiratorias que cursan con tos seca o irritativa, así como problemas bronquiales. El orégano actúa como expectorante, anti-inflamatorio y antiséptico.
  • Efectos para combatir el cáncer. Un fitoquímico del orégano (el carnosol) ha sido evaluado por sus  propiedades anti-cáncer  de próstata, mama, piel, leucemia y de colon con resultados prometedores.

Entre otros usos podemos encontrar:

  • El té de orégano es un excelente digestivo ya que ayuda con la indigestión, flatulencias, vómitos y diarreas. También es usado para aliviar los problemas de infecciones urinarias, infecciones bronquiales, glándulas inflamadas y afecciones similares.
  • La pasta hecha de hojas secas de orégano es usada exitosamente para tratar dolores específicos del reumatismo, artritis, inflamaciones, picazón, músculos inflamados y otros dolores musculares.
  • El aceite esencial de orégano es usado en conjunto con jabón líquido para tratar problemas de acné y espinillas debido a su efecto antibiótico.
  • Otro de los usos del aceite de orégano es su inhalación en vaporizadores para aliviar el asma y congestiones severas.
  • El aceite también es usado para tratar el mal aliento, problemas de encías, úlceras bucales, ampollas, etc.
  • Un par de gotas de aceite de orégano mezcladas con champú eliminan cualquier infección del cuero cabelludo.

En la cocina

Posee un ligero toque amargo y lo podemos combinar con otras hierbas aromáticas, especialmente con perejil, romero, ajedrea, salvia o tomillo.

  • Es un gran aliado para dar un nuevo sabor a las salsas con las que acompañamos pastas, pizzas, macarrones, etc.
  • Para sorprender al paladar acompañaremos huevos y quesos con este condimento.
  • El orégano realza el sabor de todo tipo de carnes.
  • Combina perfectamente con ensaladas de tomates.
  • El orégano es perfecto para marinar pescados y aves.
  • Le da un toque especial a las sopas y caldos.
  • Si agregamos una ramita de orégano en una botella de aceite o vinagre, obtendremos un aceite o vinagre aromatizado ideal para condimentar.

Existen situaciones en las que no se recomienda su consumo en cualquiera de sus presentaciones, por ejemplo durante el embarazo, ya que podría provocar un aborto.

Fuente: Mercola