Alejandro Sanz, que quiere adelgazar.

Alejandro Sanz, que quiere adelgazar. Gtres

Salud Alimentación

Dieta Detox, el último disparate de Alejandro Sanz: "Me muero de hambre"

Al cantante Alejandro Sanz le esperan tres semanas muy duras. Pero no porque tenga un exceso de conciertos, muchos viajes o haya tenido (todavía) un percance de salud, sino porque él solito así lo quiere. Sanz es el último famoso que se apunta a la pseudociencia, esta vez en su variante nutricional. 

El autor de Corazón partío anunciaba este miércoles en su cuenta de Twitter que iba a comenzar una dieta detox de 21 días, un régimen alimentario de moda que, diseñado para adelgazar, no sólo no ayuda a lograr este objetivo, sino que además pone en riesgo la salud. 

Por si estas desventajas fueran pocas, no se trata de una dieta fácil de hacer. El mismo cantante lo reconocía en la red social: "Tengo hambre", "Me muero de hambre", "No siento las piernas", escribía sobre sus tres primeros días con la dieta. Más allá de la exageración humorística que se le supone a la declaración, se deduce que Sanz no tiene que estar precisamente disfrutando. 

El anuncio del cantante ha sido contestado casi de inmediato por diversos nutricionistas, que no  sólo resumían en los 280 caracteres de turno sus opiniones sobre la absurda iniciativa de Sanz, sino que le remitían a numerosos escritos que recopilan evidencia científica sobre el asunto. 

El dietista Julio Basulto le mandaba un abrazo al artista y, de paso, un enlace a todo lo que ha escrito sobre el absurdo de las dietas detox, que incluye post con títulos tan explícitos como La ponzoñosa industria del detox  o Timo parece, bueno no es, quien no lo adivine…(quemagrasas)

La nutricionista Griselda Herrero, por su parte, jugaba con el título de la canción más conocida de Sanz y le escribía: "Querido Alejandro. Tal vez tengas el corazón partío pero el hígado y los riñones no. "Déjalos que bailen". Los detox sólo depuran el bolsillo. Seguramente tú no lo notes pero quien te sigue y te imita sí". 

También el dietista Aitor Sánchez entraba en la conversación, para recordarle a Sanz que lo único que depuran los zumos detox es el bolsillo, el título de uno de sus post. 

Otros seguidores le afeaban no tanto que él optara por esta dieta absurda, sino el efecto que puede tener que lo publicite en Twitter, donde le siguen casi 20 millones de personas. De hecho, el tweet lleva 1.400 retuits. 

La realidad es que apuntarse a una dieta detox puede ser peligroso, como demuestra el artículo publicado el año pasado en BMJ Case Reports, en el que se contaba como una mujer de 47 años había estado a punto de morir por seguir una dieta de este tipo. 

Pero sin llegar a esos extremos, los expertos tienen muy claro la ineficacia de esta dieta. "Lo primero que me gustaría destacar es que además de no haber ninguna evidencia científica que avale este tipo de dietas, es que el organismo ya es capaz por sí mismo de limpiarse o “desintoxicarse", explicaba a EL ESPAÑOL en este artículo Raquel Lucena, responsable de nutrición de Actividad 360.

"El grave problema también es el propio concepto detox porque es falaz, erróneo y engañoso. Los nutricionistas que recomiendan este tipo de dietas son una minoría. Saben que eso no funciona y aún así lo recomiendan", afirmaba también en el mismo texto el nutricionista Juan Revenga. 

Esperemos que Alejandro Sanz sea el que lleve su propio Twitter y cuente a sus miles de seguidores que ha tomado la decisión que debería tomar: dejar la dieta detox y apuntarse a la vida saludable.