Salud Nutrición

El peligro de la dieta 'detox': la inglesa que acabó en el hospital

Médicos británicos advierten contra este tipo de dietas tras los excesos navideños.

Ainhoa Iriberri

Que el dos de enero cayera en lunes es un sueño hecho realidad para millones de personas. Año nuevo, vida nueva y adiós a los excesos navideños. Y encima al inicio de la semana. Hasta el año que viene por estas fechas -se propone la mayoría de los españoles- no se volverá a comer y beber como si no hubiera un mañana. 

Sin embargo, algunas personas van más allá en sus propósitos de año nuevo y recurren a estrategias radicales para intentar que al cuerpo se le olvide de todo lo que ha comido y bebido. Una de ellas es seguir una de las denominadas dietas detox, un régimen alimenticio que, según demostró una revisión de estudios publicada en Journal of human nutritions and dietetics, no es útil ni para eliminar toxinas ni para perder peso. 

Esta moda que se hace más visible en estas fechas puede pasar de absurda por ineficaz a peligrosa, según un estudio publicado en la revista BMJ Case Reports, que relata el caso de una mujer de 47 años que ingresó en el Milton Keynes Hospital NHS Foundation tras haber seguido una de esas dietas, con abundancia de fluidos y hierbas medicinales. 

La paciente llegó al centro médico tras sufrir confusión y comportamientos repetitivos como rechinar compulsivamente los dientes durante una hora. Después se desmayó y sufrió una convulsión. 

Su familia no se lo explicaba. Según contaron a los médicos, la mujer tenía más sed en los últimos días y había bebido más agua y más té, pero nada excesivo. Poco a poco, salió a la luz más información: además del exceso de fluidos, había estado tomando remedios medicinales para diversos síntomas menores, que incluían raíz de valeriana, un compuesto de vitamina B, glutamina y l-teanina, entre otros. 

Los médicos achacaron las convulsiones a una condición llamada hiponatraemia, caracterizada por niveles bajos de sodio en la sangre. Pero, una vez identificado el problema, había que localizar la causa, algo complicado teniendo en cuenta la cantidad de cosas que tomaba la mujer. 

Entre tanto, los médicos lograron curar a su paciente, que tuvo que ingresar en cuidados intensivos y recibir distintos fármacos por vía intravenosa, aunque finalmente se recuperó. 

Al final, los especialistas se decantaron por la raíz de valeriana, ya que este compuesto se había asociado en dos casos anteriores a la bajada de sodio observada en la mujer. Aunque la conclusión no puede ser definitiva, el asunto sirve a los autores del estudio para advertir contra la medicina complementaria y las dietas detox, tan comunes en esta época del año. 

"El concepto de desintoxicarse en año nuevo consumiendo productos sólo naturales es atractivo para los que les preocupa más la medicina complementaria que la basada en la evidencia", escriben los autores, que añaden: "El consumo excesivo de agua como forma de purificar y limpiar el cuerpo es una dieta popular, por la creencia de que los productos dañinos pueden ser lavados del cuerpo". 

Sin embargo, advierten de que "a pesar de que el marketing sugiera otra cosa, que un producto sea completamente natural no implica que no tengan efectos adversos".