Fotograma de la película Coco, de Pixar.

Fotograma de la película Coco, de Pixar. Gtres

Salud Anatomía

Las ocho curiosidades que no sabes de los 206 huesos de tu esqueleto

Está compuesto por varias piezas, que encajan entre sí como si fueran la perfecta maquinaria de un reloj suizo. 

Una de las partes de la biología más temidas por los estudiantes de primaria y secundaria es el esqueleto humano, pues a menudo los endiablados nombres de los huesos que lo componen se resisten a sus saturadas memorias.

Y si fuesen pocos la tarea sería sencilla, pero lo cierto es que el esqueleto de los seres humanos está compuesto por un gran número de piezas óseas, que se encajan entre sí como si se tratase de la perfecta maquinaria de un reloj suizo.

En total son 206 huesos y su distribución responde a unas necesidades muy concretas del cuerpo humano.

En estos días, sin embargo, es posible que los niños vean con mejores ojos a los esqueletos, gracias a su protagonismo en la última película de Pixar, Coco. Quizás esto estimule su curiosidad y puedan aprender curiosidades como las siguientes. 

Los bebés tienen más huesos

Cuando un bebé nace, su esqueleto puede contener más de 300 huesos, pero a medida que crecen algunos de ellos se van fundiendo entre sí, dejando paso a la cifra definitiva antes mencionada.

Esto se debe a una distribución especial del esqueleto destinada a facilitar la salida por el canal del parto.

Manos y pies, las zonas más huesudas

De estos 206 huesos que componen el esqueleto humano, más de la mitad se encuentran en las manos y los pies. Concretamente, cada mano tiene 27 huesos y cada pie 26, por lo que en total se componen de 106, dejando sólo una centena de piezas óseas para el resto del cuerpo.

Huesos para oír mejor

Aunque por lo general los huesos se asocian a la estabilidad del cuerpo y el movimiento, algunos de ellos tienen otras funciones muy específicas.

Éste es el caso de los seis huesecillos presentes en los oídos, pues su función es esencial para la audición, al ayudar a que se transmita el movimiento del tímpano al oído interno.

Otro dato curioso es que son los huesos más pequeños del cuerpo humano, especialmente el estribo, que ostenta el récord al más diminuto con una longitud de entre 2’6 y 3’5 milímetros. Por el contrario, el hueso más largo es el fémur, de 46 cm. 

Los dientes no cuentan

Aunque los dientes también se consideran huesos, no forman parte de los 206 del esqueleto, sino que se contabilizan aparte, suponiendo un total de 20 dientes de leche y entre 28 y 32 dientes permanentes.

24 costillas… casi siempre

La mayorías de los humanos tienen 24 costillas en su esqueleto-12 en cada lado-aunque en casos muy excepcionales-1 de cada 500 nacimientos- puede haber una vigésimo quinta costilla, denominada costilla cervical.

22 huesos entre el cráneo y la cara

Aunque unos seres humanos parecen tener la cara y la cabeza más duras que otros, en general todos tienen el mismo número de huesos, concretamente 8 en el cráneo y 14 en la cara.

Las mismas vértebras en el cuello que una jirafa

Como todos los mamíferos, las jirafas y los seres humanos albergan un total de siete vértebras cervicales. Aunque pueda parecer imposible, el truco se encuentra en sus dimensiones, ya que estas piezas óseas en las jirafas miden 20veces más que las humanas.

Entre todos suponen un 15% del peso del cuerpo

Aunque puedan parecer ligeros, entre todos los huesos constituyen alrededor de un 15% del peso total del cuerpo humano. Esto se consigue, sobre todo, porque los huesos largos están huecos en su interior, con lo que consiguen reducir a la cuarta parte el peso que tendrían si fueran sólidos. Y todo ello sin perder resistencia mecánica. En su interior se encuentra la médula ósea.