ETA

Interior cifra en un centenar las armas que escondía ETA en el arsenal de Francia

El material (pistolas o revólveres ), que ya ha sido trasladado a la capital francesa para su análisis, estaba enterrado en un bosque.

El `desarme´ que ETA escenificó ante la Comisión de Verificadores Internacionales.

El `desarme´ que ETA escenificó ante la Comisión de Verificadores Internacionales.

  1. ETA
  2. Terrorismo
  3. Francia
  4. París
  5. Armas
ETA escondía armas cortas (pistolas o revólveres) en el arsenal desmantelado este miércoles en Francia, según han informado a EL ESPAÑOL fuentes de la lucha antiterrorista. El material se encontraba repartido en varios bidones enterrados en dos agujeros bajo el suelo en una zona boscosa en el Departamento 60 del país galo, a unos 100 kilómetros al norte de París. Las mismas fuentes consultadas indican que todo lo incautado -un centenar de armas, según ha admitido el ministro Fernández Díaz en una entrevista en Antena 3- ya ha sido trasladado a la capital francesa para proceder a su análisis en profundidad.
La banda todavía tiene en su poder en torno a 250 pistolas y revólveres de la marca Smith and Wesson como las que robó en la localidad francesa de Vauvert en el año 2006 en pleno proceso de negociación con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. En aquel momento, las fuerzas de seguridad francesas cifraron en 350 las armas cortas sustraídas.
El operativo de este miércoles ha sido llevado a cabo por agentes de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) de Francia y del Instituto Armado. Expertos de la lucha antiterrorista consultados por este periódico indican que este depósito no se encontraba activo, pero creen que ETA guardaba ese material como baza para forzar a los gobiernos de España y Francia a dar pasos dentro de algún tipo de diálogo, un objetivo al que la organización criminal aún no ha renunciado en su intento de entablar una negociación sobre lo que denominan “las “consecuencias del conflicto” (desarme, presos, expulsión de las fuerzas de seguridad de Euskadi y Navarra…).

Pírrica entrega de 2014

Estos expertos recuerdan la simbólica entrega de armas que llevó a cabo ETA en 2014. Los terroristas escenificaron un pírrico desarme con la presentación de un vídeo en el que se veía a varios etarras introduciendo armas en una caja de cartón ante dos miembros de la Comisión Internacional de Verificación que, según reconocieron posteriormente, ni siquiera se llevaron el material, sino que se lo quedaron los terroristas. Las fuerzas de seguridad creen que con este nuevo desmantelamiento se frustra la intención de ETA de reeditar aquella estrategia más propagandística que real.
Actualmente, las armas son el único argumentó de presión con el que cuenta ETA ante los gobiernos de España y Francia para lograr sus objetivos. Las fuerzas de seguridad creen que la banda planeó hacer una escenificación similar a la de 2014 para influir en las pasadas elecciones autonómicas vascos de septiembre.

Segundo golpe

Ya el 28 de mayo de 2015 las fuerzas de seguridad asestaron otro golpe a la estructura de ETA encargada de llevar a cabo el sellado de armas con el desmantelamiento de otro arsenal de armas y explosivos almacenado en una 'casa zulo' de Biarritz (Francia). Allí habían guardado 19 revólveres, siete pistolas, más de mil cartuchos de distintos modelos, 3,2 kilos de pentrita y temporizadores artesanales. 
Un año antes la propia ETA anunció en un comunicado que estaba realizando una reestructuración interna que contemplaba el desmantelamiento de su entramado 'logístico-militar' y la creación de una nueva rama 'técnico-logística' a la que se le encargó "el sellado de sus depósitos de armas".

ETA dijo haber sellado un lote

El pasado 14 de abril ETA hizo público un documento a través del diario Gara en el que anunció que continuaba con el sellado e inventariado de armas y señaló que el pasado enero concluyó de "forma total" estas labores en torno a un lote de material. La banda, no obstante, no ofrecía más datos, ni hacía alusión a una posible entrega.
Este documento de doce folios se presentó como una comunicación interna ("Barne Komunikazio Orokorra" en euskara, idioma en el que está escrito el texto). Sobre el sellado de armas, iniciado en 2014, ETA afirmaba que no se ha interrumpido, pero sí se ha ralentizado "por cuestiones obvias". Las fuentes consultadas explican que son muchos los zulos y depósitos de la banda que están controlados por las autoridades y los terroristas evitan acercarse para no ser detenidos.
ETA insistía en aquel documento que su objetivo es llevar ese inventariado y sellado a un nivel suficiente que le permita acometer nuevos pasos con el concurso de agentes vascos e internacionales. Según informó Gara', la banda criminal entiende que, en la resolución del conflicto, se debe avanzar en el conjunto de la agenda y en cada uno de sus puntos, sin que descarte para ello mantener contacto, "de forma directa o indirecta", con los gobiernos. Desde este miércoles cuentan con un arsenal menos para lograr ese objetivo.