Natalia, desaparecida en París.

Natalia, desaparecida en París.

Reportajes

La extraña desaparición de Natalia, la mallorquina de Erasmus en París: en 15 días volvía a casa

Sus compañeros de piso no saben nada de ella desde el pasado jueves. Llevaba desde septiembre en la capital francesa. 

Noticias relacionadas

Natalia Sánchez Uribe, de 22 años, estudiante de la facultad de Economía y Empresa de la Universidad Autónoma de Barcelona, iba a regresar a casa en 15 días. Se encontraba de Erasmus en París, a donde había llegado en el mes de septiembre. Desde entonces, había hecho vida normal. Hasta que el pasado jueves todos le perdieron la pista: sus amigos, sus padres y su familia. Ahora, la buscan desesperadamente. Son muchos días sin saber de ella, sin que conteste a los mensajes de móvil o a las llamadas. 

De momento, lo único que han encontrado de Natalia es su mochila. Allí, llevaba su teléfono móvil y su ordenador portátil, según han informado este lunes a Efe desde la universidad donde estudiaba la joven. 

Sus compañeros de piso dieron la alerta. Natalia salió y no regresó. Al principio, pensarían que estaría en casa de alguien. O quizás que había tenido que salir del país por algún contratiempo. Pero no era así. Sus padres, al ser preguntados, tampoco supieron nada de ella. Sus amigos, por tanto, procedieron a poner la correspondiente denuncia ante la policía francesa. 

Poco después, sus padres, naturales de Granada pero residentes en Mallorca, se desplazaron a la capital parisina para seguir con la búsqueda, apoyar a la policía francesa e intentar dar con su paradero. Este mismo lunes, QSD (Quién Sabe Dónde) Global ha pedido la colaboración ciudadana para dar con ella. 

Natalia, el miércoles por la noche, hizo su última llamada. Desde entonces, no se sabe nada de ella. Con 22 años y 1’62  metros de estatura, piel morena, pelo largo castaño y un piercing en la nariz, vivía en la calle Paul Fort, en el distrito 14, cerca de la parada de metro Porte D’Orleans. Allí, se ha empezado a centrar la búsqueda, siguiendo por los lugares a los que solía acudir la joven española. 

Desde la Universidad Autónoma de Barcelona, donde ella estudiaba, se ha puesto a disposición de la familia para tratar de ayudar en todo lo posible en la búsqueda de la joven de Palma de Mallorca, que iba a regresar en 15 días a su casa. Antes, ha desaparecido. Su última llamada fue el miércoles. Desde entonces, no se sabe nada.