Juan Guaidó, en la Asamblea Nacional.

Juan Guaidó, en la Asamblea Nacional. Reuters

América

Guaidó visitó Washington en diciembre y se reunió con funcionarios de la Casa Blanca

El autoproclamado presidente todavía no era presidente de la Asamblea Nacional pero, según algunas fuentes, ya empezaba a diseñar la estrategia de la oposición.

Noticias relacionadas

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, visitó Washington el pasado diciembre y se reunió con funcionarios del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, en su primer contacto conocido con una Casa Blanca que un mes después le reconocería como mandatario legítimo de Venezuela.

Un portavoz de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, confirmó a Efe que distintos "representantes de la Administración han hablado con Guaidó en varias ocasiones, incluso durante su visita de diciembre a Washington".

La fuente no quiso aclarar qué funcionarios recibieron a Guaidó, y precisó únicamente que el encuentro fue en persona.

Preguntada por si Guaidó se reunió también en diciembre con el senador republicano Marco Rubio, un actor influyente en la política de Washington hacia Latinoamérica, una portavoz del legislador respondió que no.

La visita de Guaidó, que según informaciones de prensa también viajó en diciembre a Colombia y Brasil, se produjo en un momento en el que la oposición venezolana diseñaba una estrategia ante la inminente toma de posesión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para un segundo mandato.

El grueso de la oposición venezolana no participó en las elecciones que dieron la victoria a Maduro el año pasado por considerarlas fraudulentas, y numerosos gobiernos extranjeros no reconocieron como legítimos esos comicios.

Cuando visitó Washington, Guaidó aún no había asumido como jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora y que designó para ese cargo al joven diputado el pasado 5 de enero.

Guaidó, de 35 años, terminó en ese puesto después de que otros tres dirigentes con mayor influencia en su partido, Voluntad Popular (VP), fueran sacados del juego político de diferentes formas, todas relacionadas con la persecución chavista, según ellos mismos alegan.

El 23 de enero, Guaidó se autoproclamó como presidente interino de Venezuela, con base en una interpretación que la oposición hace de varios artículos de la Constitución y que le llevan a considerar que Maduro ha usurpado la presidencia y el poder ejecutivo debe recaer en el jefe del Parlamento hasta que se convoquen nuevas elecciones presidenciales.

Trump fue el primer presidente extranjero en reconocer a Guaidó como mandatario interino, una postura en la que le han seguido numerosos países, con notables excepciones como Rusia o China.

"El presidente actuó (para reconocer a Guaidó) porque entendió claramente la importancia de apoyar la pujante democracia en Venezuela", afirmó a Efe el citado portavoz de la Casa Blanca.